El Lado "B" del Centro Turístico El Edén de Quillota: Ex concesionario denuncia graves irregularidades del recinto y acusa persecución del Alcalde Luis Mella

“Me sacaron del parque y me mandaron a la quiebra… El Alcalde es un Patrón de Fundo” aseguró.
El Lado "B" del Centro Turístico El Edén de Quillota: Ex concesionario denuncia graves irregularidades del recinto y acusa persecución del Alcalde Luis Mella
Regiones , Jueves 24 de enero de 2019 a las 17:56 horas

A sólo días de haberse re abierto al público, esta vez bajo administración municipal, el Centro Turístico el Edén de Quillota sufrió un nuevo golpe. Una fiscalización de la Secretaría Regional Ministerial de Salud determinó el cierre de la piscina del lugar por no contar con las autorizaciones correspondientes y clausuró el recinto.

LEE TAMBIÉN: Seremi de Salud clausura piscina de Centro Turístico El Edén de Quillota

Imagen foto_00000012

A partir de este hecho, que se suma a la controversial disputa en tribunales que llevó la Municipalidad de Quillota en contra del antiguo concesionario, quedó al descubierto otro sinnúmero de presuntas irregularidades, que hoy, ese mismo ex administrador devela, afirmando que el recinto no cuenta con patentes ni autorizaciones y que fue eso mismo lo que hizo que contractualmente se incumpliera parte del contrato de arriendo del lugar. Una maraña de complejas aristas que intentamos dilucidar.

El Parque El Edén de Quillota ubicado en el sector de Boco en la comuna de Quillota, ha tenido desde su creación un pulmón verde en la ciudad, es un lugar histórico y característico de la ciudad por donde han pasado varios administradores que nunca superaron los mejores momentos del recinto cuando estaba el recordado "Huaso Contreras", el último de ellos fue Claudio Pérez Golzman, quien de acuerdo al contrato de arrendamiento celebrado con el municipio, se hizo cargo del recinto en 2015.

Pérez Golzman de 51 años, tiene una estrecha relación con Quillota donde vivió en su niñez. Recuerda que en esos años el paseo obligado era precisamente al "El Edén". Con los años se dedicó a las asesorías en empresas salmoneras del sur y otros negocios. Dice que de visita en la ciudad llevó a su esposa al Parque, encontrándose con una deplorable mantención. Ahí surgió la idea de invertir sus ahorros, dejar el negocio de las salmoneras y radicarse definitivamente en Quillota.

El año 2013 el municipio ya estaba presentando problemas con el anterior Concesionario por lo que decidió llamar a una licitación Pública para una nueva administración, proceso que afirma Pérez fue declarado desierto por la falta de oferentes.

Así entonces, y como ya había iniciado las gestiones para postular, lo llamaron del municipio para ofrecerle un contrato de arrendamiento el que se concretó en enero de 2015 siendo ratificado por unanimidad del concejo Municipal el 23 de marzo de ese mismo año.

En ese Contrato se establece y detalla cuales son los bienes que quedan en arrendamiento y se especifica que, al cabo de cinco años, se llamaría a una nueva licitación. El argumento era que el recinto presentaba grave deterioro entre otros factores. Además de detallar el bien raíz en particular, el Contrato le daba la autorización al arrendatario para el uso de los derechos de aguas superficiales del canal Boco y los derechos de agua de un pozo de agua. Así mismo se establecía que el arrendatario debía realizar varias obras mayores, por ejemplo construir una planta de tratamiento de aguas, mejorar el abastecimiento de agua potable, construir cabañas y obtener la certificación Sernatur (Servicio Nacional de Turismo), incluso le prohibía construir cualquier otra dependencia que no estuviera estipulada en el Contrato.

Claudio Pérez afirma que en transcurso de ese primer año de arrendamiento comenzó de inmediato con el trámite de construir la Planta de Tratamiento de Aguas, sin embargo, para poder concretar ese requerimiento se necesitaba tener la planimetría y contar con los permisos de edificación de todas las dependencias del Parque, para así poder hacer el cálculo de cuanta capacidad debía tener esa Planta. Pérez afirma en conversación con Puranotica.cl, que nunca se le entregó esa información, por lo tanto la construcción de la Planta quedó en espera.

"En reiteradas ocasiones solicité reuniones con el alcalde y con los asesores, pero siempre me decían que estaban en trámite esos documentos. Me confié y seguí invirtiendo en mejorar los baños, las piscinas, incluso el sistema de bombas de las piscinas no funcionaba, ni siquiera era posible repararlo, así es que con mi equipo de ingeniería decidimos implementar un sistema propio, diferente del que estaba, de tipo modular y removible" asegura el ahora ex concesionario. "Se mejoraron todas las dependencias, baños, camarines, salones, comedores, cocina, cabañas y además se cumplió con la construcción de las nuevas cabañas que se pedía en el contrato", dice Pérez.

No obstante aquello, el ex Concesionario asegura que en ese primer año se fueron enterando de un sinnúmero de falencias que no le fueron informadas al momento de celebrar el contrato, por ejemplo que la marca "El Edén", estaba inscrita a nombre del anterior administrador, Manuel Gahona, desde antes de 2015 y por esa razón debió operar bajo otro nombre, Parque "El Jardín del Edén de Quillota", incluso asegura que solo un par de meses antes de entablar el juicio en su contra, curiosamente el municipio recuperó el nombre.

Por otra parte Claudio Pérez afirma que – aún estando fuera del contratose le obligó a proporcionar agua a la Escuela de Bellas Artes y a realizar el saneamiento sanitario de esas dependencias, lo mismo con la Escuela de Agronomía o El Vergel, donde debía suministrar la totalidad del agua de riego para ese recinto, estando también fuera de las obligaciones del contrato.

Tampoco pudo cumplir con la Certificación de Sernatur, porque si bien hizo las solicitudes, recibió la fiscalización y tenía todo en regla para obtener ese documento, la falta de Patente Municipal, trabó el proceso dice Pérez.

Además en el detalle que entrega Pérez Golzman, y que fue parte de su defensa en tribunales cuando el municipio lo demandó, asegura que el recinto estaba (y aun estaría) sin permisos de edificación ni actas de recepciones finales de obra, de ninguna de las instalaciones, sólo se logró regularizar las recepciones finales de obra de 15 Cabañas y de la piscina temperada, faltando la documentación del Restaurant, los salones Hass, Araucaria, Eucaliptus, Español, Chimenea y VIP.

Tampoco tendrían recepción de Obras según su versión, 12 habitaciones, las cabañas que se encuentras en la parte posterior de la cabaña suite, la piscina pública fría, la piscina fría de las cabañas, los baños del parque, el recinto Bellas Artes, la Cabaña Lateral del Restaurante.

En el caso del Restaurante dice Pérez, su sorpresa llegó cuando la Patente correspondiente, que estaba vigente con sus respectivas renovaciones a nombre de María Mercedes Fernández Cisternas, no le fue renovada a su nombre. De acuerdo a un certificado emitido por el propio municipio, se señala que el concesionario estaba en trámite de las patentes, reuniendo la documentación respectiva. El problema es que el municipio no podía entregar la patente, porque el mismo municipio no tenía regularizada la situación de esas dependencias afirma Pérez Golzman. A pesar de aquello, realizó de todas maneras las solicitudes formales al municipio.

Según afirma Pérez Golzman, el recinto lo recibió en las peores condiciones imaginables. "Los baños del parque en pésimo estado, totalmente insalubres, todos los WC, urinarios y lavamanos, sin funcionar, llenos de moscas y baratas" asegura y para lo cual mantiene como registro un sinnúmero de fotografías que reafirman lo establecido.

Imagen foto_00000006

"Los prados y jardines secos, sin energía eléctrica en algunos sectores, caminos interiores casi intransitables, cerca de 50 palmeras sin podar, la cancha de futbol seca, la cancha de tenis con maleza, los cercos perimetrales dañados, arboles con riesgos de caídas de ramas".

Respecto al uso de agua, Pérez asegura que hubo otra irregularidad de la cual se enteró en el transcurso del período y fue que el municipio extraía agua de tres pozos que no están regularizados y solo uno de ellos, que es el que se menciona en el contrato de Arrendamiento contaba con la autorización correspondiente.

En el caso de las otras dependencias, por ejemplo las habitaciones, el ex concesionario afirma que estaban la gran mayoría fuera de servicio, con techumbres rotas, con hongos por humedad y con filtraciones de agua en muchas de ellas, lo mismo ocurría con varias de las cabañas. "Prácticamente tuvimos que construir casi todo de nuevo" dice Claudio Pérez.

Como el Contrato de Arrendamiento especificaba que no se podía construir nada nuevo, y considerando que ya a esas alturas - afirma - había invertido más de un millón de dólares en reparaciones, una de las formas de recuperar la inversión fue remodelar el llamado Salón Palta Hass y poder llevar eventos masivos. Así funcionó durante el año 2016, pero con permisos provisorios de venta de alcohol, ya que aún el municipio no le otorgaba la patente correspondiente. Eso hasta el 06 de mayo de 2016 cuando se le informa se le otorgaría el último permiso provisorio para esos efectos, argumentando que no tenía la Patente respectiva.

Incluso asegura, que prácticamente durante el último año debió hacer funcionar el restaurante sin venta de alcohol, porque el municipio y Carabineros lo fiscalizaban constantemente.

Ante la negativa situación económica, con un costo de gastos fijos superior a los 20 millones de pesos mensuales y entendiendo que – según afirma – hubo una persecución para quitarle la concesión, el concesionario no pudo cumplir con el pago de los 3 millones de pesos mensuales en efectivo que estipulaba el contrato, sólo pudo seguir cumpliendo con el millón de pesos en servicios de restaurante y hotelería que la municipalidad podía hacer uso también de manera mensual. Así entonces y argumentando el no cumplimiento del pago, el municipio decide entablar una demanda ante el primer juzgado civil de Quillota para la restitución del inmueble además de un pago indemnizatorio de 300 millones de pesos.

FALLO JUDICIAL

El fallo fue favorable al municipio en cuanto a la restitución del inmueble, pero no así respecto a la indemnización donde establece que – textual: "...Este sentenciador considera que efectivamente la demandada ha dado cumplimiento a todo aquello que podía realizar en el estado, material y jurídico, en que se encuentra el inmueble de autos, y que no pudo dar cumplimiento a las restantes obligaciones por razones ajenas a su voluntad, las que, si bien eran preexistentes a la celebración del contrato de arrendamiento y aun anteriores a la realización de la oferta por parte de la demandada, esta parte contrató en tales términos, esperando que la ejecución del contrato fuere hecha de buena fe por ambas partes, y en este sentido la parte demandante debía cooperar en lo que estuviere en su alcance para obtener finalmente el beneficio económico y material que a ella misma le significaba el cumplimiento del contrato, pues todos los obstáculos que la demandada encontró para desarrollar las acciones tendientes a cumplir con sus obligaciones contractuales, tenían que ver con trámites dependientes de la propia demandante, obstáculos que la demandada puso en su conocimiento oportunamente, sin obtener respuesta.

Así las cosas, al demandado no es posible exigírsele otra conducta distinta de la desplegada en cumplimiento del contrato de autos, puesto que los incumplimientos en que incurrió no derivan ni siquiera de su falta de diligencia, sino de condiciones previas y trámites posteriores que la demandante podía haber previsto como obstáculos al cumplimiento del contrato antes incluso de su celebración, pero que no advirtió a la demandada ni cooperó en su remoción, conductas esperables de un contratante de buena fe, sobre todo en las favorables condiciones en que se celebraron los términos del contrato para sus intereses propios."

El mismo fallo judicial destaca además y deja en claro que "ha quedado acreditado en autos que el inmueble de autos no cuenta con resolución sanitaria de funcionamiento en ninguno de sus recintos. Tampoco cuenta la totalidad del inmueble con recepción definitiva de obras, sino solamente se han allegado al proceso los certificados de recepciones parciales correspondientes a 15 habitaciones y una suite en Hostería y de la piscina temperada. Por las mismas deficiencias, la demandada alega que no ha podido obtener de la propia demandante, patente municipal de funcionamiento, lo que la deja en una precaria situación de legalidad en la explotación del bien objeto del contrato".

Imagen foto_00000004Imagen foto_00000005

Claudio, ¿por qué un empresario como usted, con la experiencia y la preparación que tiene, no se dio cuenta de que las cosas no estaban en orden?

Yo confié. Al año de funcionamiento yo empecé a sospechar que algo no estaba bien, porque cuando el 2016 logré hacer funcionar el salón Palta Hass, yo estaba pidiendo papeles y no me llegaban esos papeles y me daban permisos precarios para tres fiestas. Ese salón era el principal ingreso del recinto y en definitiva me cortaron los dos brazos. Recién a mediados de 2018 ya vi que no estaba bien.

¿Cómo se entiende que el recinto haya tenido Patente con el anterior concesionario y a usted no se la hayan otorgado?

Eso lo debe responder este señor, el alcalde. El lugar estaba irregular y tenía patente. Eso se lo tendrá que responder a la Contraloría si es que hay alguna investigación de ese organismo. Mira, los requisitos para tener patente son los permisos de edificación y la recepción final de obra y eso el recinto no las tiene. Solo estaban regularizadas algunas cabañas y la piscina temperada, eso a mí no me servía, porque resulta que los alcantarillados por ejemplo, van todos a un mismo lugar, y lo que se regulariza es el alcantarillado general. Entonces tener un edificio regularizado y otros no, no servía de nada.

Cuando yo llegué la patente de alcoholes anterior había expirado, pero como tenía varias renovaciones, yo lo que hice fue tramitarla a mi nombre, pero nunca me la dieron. Así que trabajé sin patente, claro (solo con los certificados de que estaba en trámite), pero me taparon en multas.

¿Hubo intervención del alcalde?

No lo sé, pero fue un acoso permanente el último año.

¿Siente que lo engañaron en la Municipalidad cuando asumió el desafío de arrendar el Edén?, Lo pregunto porque usted dice que el municipio sabía que el local tenía irregularidades y no se le informó de eso.

No puedo decirte eso, que me engañaron, pero sí que actuaron de mala fé desde un comienzo, porque ellos nunca me entregaron lo que se llama el expediente administrativo en donde están todas las autorizaciones de las instalaciones. Tampoco se hizo un inventario. Incluso el fallo del Juez indica claramente, aunque lo dice con otras palabras, que ellos actuaron de mala fé.

¿Habló alguna vez estos temas con el alcalde?

Yo pedí varias reuniones para exponer esto y hasta me echó de la oficina tres veces. A él no le interesan estas cosas. A él le gusta escuchar lo que él quiere escuchar. Su objetivo es instalar un centro de la felicidad ahí y todo lo demás sobra y obviamente obtener votos. Él está usando todo para su beneficio, es claramente una campaña política. La gente humilde se lo agradece, pero detrás hay una conveniencia política.

¿Usted cree que todo ha sido campaña política?

Totalmente convencido de eso. Porque a la gente la convence ofreciéndole cosas. Vamos a sacar a esta persona de aquí pero le vamos a dar esto aquí y esto acá y la gente le cree.

¿Cómo se entiende que un empresario de tu experiencia si se dio cuenta al año que había sospechas y después que derechamente había estas irregularidades, haya seguido ahí, por qué no salir antes del negocio?

Porque yo ya estaba metido, tenía todo mi patrimonio y mi dinero invertido. Hasta el último minuto intenté solucionar las cosas. Yo le mandé correos a todos los concejales y el señor (sic) Rubilar (se refiere en realidad a José Rebolar) fue el único que me contestó y me reuní con él y me dijo que era una instrucción directa del alcalde de sacarme a como fuera lugar del Edén. Los concejales DC (democratacristianos) estaban todos de acuerdo y alineados con el señor Mella y ni siquiera conversar con ellos pude.

Si en este minuto todos los organismos pertinentes, no solo la seremi de Salud que se pronunció respecto a la piscina, si ellos hicieran una revisión, ¿el recinto podría funcionar?

Ninguna posibilidad. Yo pienso que las instituciones están funcionando y por eso pasó lo de la seremi de Salud. Pero si este señor Mella quiere hacer funcionar el Parque tiene que regularizarlo dentro de la legislación. Tiene que hacer la Planta de Tratamiento y tiene que intervenir el lugar, tiene que hacer la planimetría de las edificaciones, después autorizarlas ellos mismos, después sacar las recepciones de obras ellos mismos y recién ahí hacer las resoluciones sanitarias.
O sea el parque debiera estar clausurado.

Totalmente, íntegro. Incluso alguien aseguró que el restaurant y el salón Palta Hass tenía resolución sanitaria, eso no es correcto.

¿Y que puede funcionar entonces en el recinto?

Nada, porque todo parte del ingreso de agua y la salida de agua. Todo parte por ahí porque está todo conectado por el alcantarillado, no puede funcionar con una fosa irregular.

Pero desde el 2015 hasta el 2018 cuando tiene ya la concesión del parque no se pudo regularizar nada por lo tanto tampoco podrían haber funcionado. 

Pero ya me había metido en el tema.

Entonces vuelvo a preguntar ¿se sintió engañado?

Fue un acto de mala fé, porque yo entré e invertí todo mi dinero en un lugar que estaba irregular. Yo no podía decirles devuélvanme los 200 o 300 millones que llevaba invertidos. Yo ya estaba metido en el tema, no podía salirme.

¿Tú hasta ese minuto no sabías?

No, nada. Yo pedía y pedía los papeles y dilataban y dilataban y nunca. Un día sí llegó con las recepciones de obras de la piscina temperada y algunas cabañas. Pero te repito, eso no servía, porque el lugar tiene que ser regularizado como un todo porque no tiene alcantarillado diferenciado.

Vuelvo a preguntar. Porque parece increíble que ante todos estos antecedentes, como empresario y con esa cantidad de dinero en juego, no se hayan tomado todos los resguardos.

Yo creo que ellos (el municipio), pretendían que yo regularizara sus temas internos. Yo no entré a regularizar arquitectónicamente un centro turístico, entre a operar un centro turístico. Cualquier empresa que va a operar un lugar arrendado, ese lugar tiene que contar con todos los permisos.

A eso es lo que voy, usted asumió el riesgo de todas maneras, también hubo responsabilidad de su parte.

Es que es como ridículo que la municipalidad no tenga los permisos de sus propios inmuebles. Jamás me imaginé yo, que no tenía los papeles regularizados.

Te voy a contar otro daño. Yo hice un estudio de mercado antes de entrar al negocio y descubrí que un centro de eventos muy importante de la zona lograba facturar una cantidad importante de dinero anualmente, no te voy a decir cuánto ni que recinto es por una cuestión de lealtad empresarial. El tema es que gran parte de esos ingresos se generaban por lo que se conoce como Convenio Marco, es decir insertarse en los proveedores de los organismos estatales. Una vez que logre recuperar las dependencias del recinto y cuando ya estaba funcionando, yo contraté a una profesional que hiciera toda la postulación y cuando teníamos todo listo, nos faltó la Patente y como nunca me la dieron, no pude entrar al Convenio Marco.

Hace un momento usted mencionó que hubo persecución. ¿Puede detallar?

Hubo una denostación pública constante por los medios de comunicación de la zona de parte del alcalde hacia mi persona, todas la semanas. Siempre atacando al concesionario de que estaba todo malo, que ya no era lo que era antes el recinto, que el parque está feo, que la gente no va. Y mientras él hablaba yo tenía lleno, pero claro, con gente de afuera. Piensa que yo no puedo trabajar un centro turístico de esta envergadura con 60 mil personas de Quillota, yo apuntaba a Santiago o a Viña. Pagaba publicidad en Santiago para 6 millones de personas.

Yo me transformé en una persona no grata para el alcalde. A mí me estaban atacando por todos lados, me hicieron la vida imposible, era un acoso permanente.

Antes de su viaje a Dubái el alcalde siempre habló que el centro de convención mundial de la Felicidad lo quería instalar en el Edén, pero no en el sector que yo tenía concesionado. Pero después de Dubái cambió el discurso y empezó a decir que iba a hacerlo en el recinto concesionado. Él usaba una palabra horrible para mí, él decía "vamos a recuperar", como si yo lo hubiera usurpado.

Yo creo que nunca entendió el alcalde que cuando uno arrienda un lugar la administración la lleva el arrendatario. El empezó a criticarme por ejemplo por los precios de las entradas, quiso regular hasta eso, pero no estaba en el contrato. Incluso el alcalde me pidió que dejara a todo el personal de antes y yo por quedar bien lo hice. Grave error, porque muchos de esos trabajadores le reportaban todo. Yo siempre cedí a todo lo que me pidieron fuera de contrato.

¿Por cuanto era el contrato?

Por cinco años. Él al principio me decía que si lo hacíamos bien yo podía seguir, pero el acoso empezó al primer año. A mí no me dejaron desarrollar mi proyecto completo, me hicieron quebrar. Yo quería hacer un parque acuático. El lugar era muy popular y le quise subir un poco el nivel. Yo creo que de un primer momento ellos querían que yo les arreglara el lugar no más.

¿Se ha sentido atacado, vulnerado?

El aparataje publicitario del alcalde, portadas de diario, programas de radio donde él hablaba mal de mí, fue una destrucción total de mi persona. La sensación que me queda es de desamparo total. Fue tal el desprestigio, donde hablaron de telas de araña en las paredes, cosa que no fue cierto. Si hasta de ese mismo diario tenían canje conmigo. Yo hice todo de nuevo, salones, baños, piscinas, cabañas.

Yo me siento inseguro, acá no tengo nada que hacer, han insultado a mi esposa, a mis hijos. Este hombre (el alcalde) ha creado una atmósfera donde lo único que me queda es irme. Publica esto si quieres, este hombre me expulsó de El Edén y ahora me está expulsando de Quillota.

Tenemos entendido que en el juicio el propio alcalde reconoció que faltaba regularizar

Si, en el juicio el administrador municipal dijo que estaba todo bien, igual que el Director de Obras, pero el alcalde sí reconoció que faltaban algunas dependencias por regularizar.

¿Qué cree que pasó en el fondo?

Yo creo que le dio miedo que estallara un problema en época de elecciones, porque podrían haber reventado que le estaban dando permisos al Edén sin tener patentes.

¿Usted reconoce la deuda?

Si claro, pero es que no me dejaron desarrollar mi proyecto.

¿Por qué no se retiró del negocio entonces, cuando ya habían pasado dos años con problemas?

Porque me salía más caro a esas alturas. Tenía que tratar de mantenerme hasta el último minuto. Tenía que pagar indemnizaciones. Imagínate que el Administrador Municipal mandó a una especie de vigía, le pasaron un terrenito en la parte alta y su trabajo era informar al municipio si es que yo sacaba algo del recinto antes del desalojo. Yo respeté todo, me hicieron una prohibición de bienes y esos bienes quedaron allí, lo demás lo saqué.

Usted mencionó el viaje a Dubái del Alcalde, ¿por qué?

Todo esto se agudizó cuando él vuelve de Dubái. Yo me imagino que allá no consiguió los fondos para su Centro Mundial de la Felicidad y el Bienestar Humano. Yo no sé si los señores de la Felicidad van a entrar en este juego, estos señores que están a la cabeza de esta ideología, no sé si van a estar de acuerdo de entrar a un lugar irregular. Tampoco sé si la Contraloría está al tanto de estas irregularidades.

¿Usted cree que esto es populismo para conseguir votos?

Cien por ciento. Porque si me dice el que voy a andar todo el día con la cara sonriente en Quillota estamos mal. Si no tengo que comer, no puedo ser feliz, si estoy sin trabajo no puedo ser feliz, puedo ser optimista, pero no feliz con esos problemas. Incluso eso de la felicidad tampoco le da votos, porque nadie lo entiende. Lo que le da votos es otra cosa, es darle migajas a la gente y prometerle a la gente cosas que nunca va a cumplir. Lleva 20 años ofreciéndole el Hospital para adultos mayores y no creo que lo vaya a cumplir.

¿Tiene un doble discurso el alcalde, que por una parte habla de la felicidad y por otra fue agresivo con usted?

Él le habla tan calmadamente a la gente pero él no es así. Lo siento, él no es así, es un Patrón de Fundo y el ego que tiene no le cabe en Quillota.

Imagen foto_00000002

Claudio Pérez Golzman afirmó a Puranoticia.cl que junto a su equipo de abogados está estudiando acciones legales futuras en contra del municipio y el propio Alcalde Luis Mella, basándose en el mismo fallo que entregó el Juzgado de Quillota donde se reconoce que no pudo cumplir con lo establecido en el contrato debido a que el propio municipio no cumplió con la entrega de los antecedentes solicitados para esos efectos de regularización del recinto. Esto es lo que asegura Pérez Golzman, le generó la millonaria pérdida económica además de la denostación pública en los medios de comunicación, lo que podría derivar incluso en injurias y calumnias con publicidad.

Cabe señalar que Puranoticia.cl contactó al Alcalde Luis Mella de Quillota, sin embargo, el Jefe Comunal declinó referirse a la situación y tampoco quiso conversar con nuestro medio.

 Imagen foto_00000003

PURANOTICIA

 

NOTICIAS RELACIONADAS
barra titular
OTRAS NOTICIAS DESTACADAS
barra titular
Tres vehículos de la Armada protagonizaron un accidente de tránsito tras la Parada Militar
Regiones 19/09/2019 Se trata de dos buses y una ambulancia que los escoltaba, los que protagonizaron la emergencia en la ruta 68, a la altura de Casablanca.
7.639 efectivos de las Fuerzas Armadas y de Orden Público dieron vida a la Parada Militar 2019
Nacional 19/09/2019 Una amplia participación femenina y de la Policía de Investigaciones fueron las principales novedades de esta jornada en el parque O'Higgins.