Macarena Ripamonti: El análisis de la ciudad, la visión actual del municipio y detalles de quien es la viñamarina del Frente Amplio que quiere ser alcaldesa

Es licenciada en Ciencias Jurídicas, 100% viñamarina, y de sólo 29 años, es la precandidata de Revolución Democrática para las primarias del Frente Amplio, con miras a la Alcaldía de la Ciudad Jardín, en manos de la UDI desde 2004.
Icono Whatsapp
Icono Twitter
Macarena Ripamonti: El análisis de la ciudad, la visión actual del municipio y detalles de quien es la viñamarina del Frente Amplio que quiere ser alcaldesa
Regiones , Sábado 3 de octubre de 2020 a las 14:26 horas

Fue el pasado 28 de agosto, a eso del mediodía, en que el nombre de Macarena Ripamonti comenzó a ser cada vez más habitual en las redes sociales. Y es que las cápsulas informativas en que esta licenciada en Ciencias Jurídicas da a conocer, a través de Twitter, detalles del proceso constituyente que vivirá Chile este 25 de octubre, hicieron que su popularidad aumentara exponencialmente, y más aún luego que fuera ratificada por su partido, Revolución Democrática, para ir como precandidata a las primarias del Frente Amplio, con miras a la Alcaldía de Viña del Mar.

LEER TAMBIÉN: Sondeo telefónico en Viña del Mar revela soterrada irrupción del Frente Amplio de cara a Municipales 2021.

Con un hablar casi tan acelerado como el que exhibe en sus comprimidas cápsulas de 60 segundos, la también investigadora del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales (CEPC) de Valparaíso, de sólo 29 años, repasó con Puranoticia.cl sus sensaciones de cara al gran desafío que tiene por delante, pero sabiendo que su figura política ya cuenta con cierto respaldo, como el demostrado sondeo telefónico realizado por este medio, que la posiciona por encima de políticos con una importante carrera, como el ex intendente Raúl Celis o la concejala Macarena Urenda.

SONDEO LA POSICIONA EN PRIMER LUGAR

De esta manera, la viñamarina Macarena Ripamonti se impuso con un 12,3% de las preferencias ante la pregunta «¿Si las elecciones a Alcalde por Viña del Mar fueran este domingo, marque cuál sería su preferencia?». Le siguió en preferencias la carta de RN, Raúl Celis, con un 10,7% de los votos; mientras que la concejala Macarena Urenda, una de las precandidatas de la UDI, se quedó con un 9,7%. El concejal Sandro Puebla (IND-PS) consiguó 9,3%; con un 6,3% aparece la carta de la DC, la concejala Laura Giannici; y el concejal Jaime Varas, también UDI, sumó 5,3%.

Imagen foto_00000013

¿Cuál es tu opinión de este sondeo que te posiciona en primer lugar con miras a la Alcaldía?

- Absolutamente sorprendida. Primero, porque me resultó muy grato que se haya hecho esto. Nosotros no tenemos las capacidades de pagar una encuesta, es algo donde nos vemos superados. Vamos a hacer una campaña súper austera, así que fue súper emocionante ver que el ejercicio de informar de manera sencilla, respetando un lenguaje sencillo para que las personas lo puedan entender y que eso haya causado un afecto y reconocimiento, lo valoro. Eso fue lo más lindo. Y creo que esto fue a propósito de dos cosas: las cápsulas que generamos y que seguiremos generando en el marco del proceso constituyente, pero luego, también, es por una pega de hormiguita que venimos desarrollando hace años en el territorio, que creo que puede tener un correlato en esa encuesta.

Considerando que este sondeo tuvo harto impacto en las redes sociales, ¿crees que tu potencial está justamente en las redes sociales y que éstas te beneficiarían a la hora de hacer esta "campaña austera" de la que hablas?

- Sin dudas. Yo creo que las redes sociales no son algo aparte de nuestra vida. Es un nuevo territorio. Somos una sociedad que está hiperconectada, hiperglobalizada, y sobretodo en tiempos de pandemia, creo que volcarse a las redes sociales es importante para comunicar y sobretodo comunicar de manera lúdica, sencilla, pero sin perder la rigurosidad del contenido. Es algo que se debe hacer y que todos deberían hacer a propósito de cuidarse respecto al Covid-19 y porque es un nuevo hábitat, un nuevo territorio.

Imagen foto_00000003

LOS ORÍGENES DE SU CANDIDATURA

Ajetreadas han sido las últimas semanas para esta profesional con domicilio en el centro de Viña del Mar. Prueba de ello es que esta entrevista recién pudo realizarse 48 horas después de haber sido pactada. Y es que su día a día, que comienza muy temprano en la mañana, incluye un sinfin de reuniones, actividades, salidas a terreno; pero también los cuidados del hijo de la pareja que tiene desde hace 10 años, a quien ayuda en sus laborales escolares. Eso sí -aclara- siempre bajo de la mano de su abuela, de quien dice que "si no fuera por ella, me quedaría sin comer porque trabajo todo el día".

Macarena, ¿cómo nace esta idea de querer ser candidata a la Alcaldía de Viña del Mar?

- Bueno, la idea fue, la verdad, algo que nunca pensé que iba a ser. Nunca pensé ser candidata a una elección pública. Como he dicho, no soy hija de políticos importantes, no vengo de una gran tradición familiar política, soy la primera generación profesional de mi familia. Entonces, es algo que a menudo no pasa y que jamás piensas que va a ser. Pero se empezó a dar en relación a que, obviamente, hay una realidad respecto de que hace 20 años, la única posibilidad por la cual podíamos votar era por los mismos nombres de siempre... cada cuatro años. Entonces hay una urgencia por la renovación en la política y por tener una propuesta femenina. Obviamente está Virginia Reginato, que también es mujer, pero tiene que llegar a bien con otro tipo de perspectivas, que puedan oxigenar a esta Municipalidad que no tiene oxígeno.

¿Qué tuvieron que ver, por ejemplo, los movimientos estudiantiles de los últimos 14 años en tu vida política?

- Sí, la verdad es que yo no entré a estudiar a los 18 porque tuve que trabajar para pagarme la universidad, yo entré a los 21, y todo ese periodo tuve que trabajar, trabajar como garzona, como vendedora del mall y así junté plata para poder entrar a la universidad y poder vivir. Así que no me pegó tanto el 2011, sino que participé más en el movimiento del 2006 (Revolución Pingüina) y en el 2014.

Imagen foto_00000004

DURAS CRÍTICAS A LA ADMINISTRACIÓN REGINATO

¿Cuál es tu visión respecto de lo que ha sido la administración de la alcaldesa Virginia Reginato?

- Creo que podemos coincidir los candidatos y candidatas, y la ciudadanía en general, en que ha existido una administración que es vergonzosa, por poner un calificativo sencillo. Yo creo que ha existido una absoluta improvisación respecto de cómo se elaboran los presupuestos, de cómo se sistematizan. No hay un horizonte que responda a un sistema de prioridades de la Municipalidad, que son de un destino arbitrario, tanto en el uso como en los ítem del presupuesto. Nunca, como viñamarina de toda la vida, se me ha preguntado en qué quiero o cuáles son las prioridades que necesita mi ciudad. Eso ha sido un destino absolutamente arbitrario.

Y a eso que planteas se le suma un importante déficit financiero...

- Eso, dejando de lado el déficit, que no creo que sólo sea responsabilidad de Virginia Reginato, sino de su equipo, de las personas que la rodean, y también en parte de las concejalías actuales. Yo sé que hay concejales que se unieron hace muy poco, y también entiendo que la ley está diseñada para que ellos no cuenten con equipos técnicos suficientes, pero cualquier persona que lea los estados de resultados -no el balance- desde el 2016, es el ítem de la deuda flotante el que te indica inmediatamente que arrastras un déficit. Y el punto es, que el tema del déficit es una preocupación a nivel nacional y es algo que ocurre porque tenemos una ley orgánica municipal que entrega potestades, servicios y responsabilidades a todos por igual, como si todos tuvieran los mismos ingresos. Pero en el caso de la Municipalidad de Viña del Mar, no se puede justificar bajo ningún motivo, porque es la sexta más rica de Chile. Eso le puede pasar a Municipios pequeños, desfinanciados, pero no a una Municipalidad con muchos ingresos propios, que tiene grandes ingresos por concesiones y que tiene incluso un Casino Municipal. Esto no es justificable y sólo habla de dos cosas: o no saben hacer su trabajo o lo están haciendo para satisfacer intereses personales y no de la ciudadanía. No hay otra explicación

Proyectándonos al caso hipotético de que tú eres la Alcaldesa de Viña del Mar, ¿cómo ves el trabajo que tendrás que desarrollar, sabiendo que seguramente recibirás un Municipio endeudado?

- Lo que hay que hacer, primero que todo, es elaborar un presupuesto y determinar cuáles son los ingresos permanentes que se están financiando a través de ingresos variables. Es una identificación básica. Lo primero que hay que hacer entrando a esa Municipalidad es una auditoría profunda para determinar la cantidad de proveedores, la cantidad de licitaciones, entender los marcos jurídicos de cada licitación y ver si son los más apropiados, ver dónde se está yendo el dinero que no debería hacerse y también hacerse cargo de un análisis riguroso de los sobresueldos y del pago de horas extras. Ver e identificar la planilla de las personas contratadas por planta, a contrata o a honorarios, y ver si, por ejemplo, están boleteando en la Corporación Municipal y hacer un análisis profundo de eso. También hacer presupuestos participativos para que las personas participen, valga la redundancia, respecto de cuáles son las priorizaciones de la ciudad.

Imagen foto_00000011

LA REALIDAD VIÑAMARINA

¿Cómo ves actualmente a Viña del Mar?

- La veo ávida de un liderazgo nuevo. Eso no es algo que se me ocurra a mí, sino que es algo que lo vemos cuando trabajamos en el territorio. Trabajamos en el territorio hace tiempo, con organizaciones del medio ambiente, haciendo asistencia jurídica, se hace derecho laboral en la población Los Maitenes, y allí nos dicen que ojalá llegue gente nueva y joven. Hay esperanza, porque el viñamarino quiere a su ciudad, son personas que uno entra a sus casas y de repente ve casas sin alcantarillado, sin agua, donde se pasa frío, pero están orgullosos de vivir en esta ciudad, son orgullosos de ser viñamarinos. Entonces hay que hacer un sistema que pueda involucrar a toda la población y que no deje a la mitad de la población afuera y no sólo dedicarse a las partes lindas de la ciudad.

Uno de los comentarios recurrentes es que existen dos Viña del Mar distintas: la del plan y la de los cerros. Me puede hablar de esta premisa e identificar cuáles son, a su juicio, los principales problemas de la comuna.

- Yo creo que el déficit habitacional es algo que ha sido parte de nuestra historia en Chile, pero como lo hemos abordado ha sido muy malo. La Municipalidad no ha tenido ninguna voluntad en hacer programas en los que, por ejemplo, participe como una entidad patrocinante y he identificado que el problema es dejar fuera a las personas de esa decisión. Un ejemplo es lo que pasó en el Olivar, donde tienes una comunidad que tiene un parque que disfruta, que habita, que es esencial para entender que hay una concepción de hábitat residencial. Es decir, no sólo necesitan un techo digno para vivir, sino que necesitan un barrio donde relacionarse, donde vivir, donde habitarlo. Esto supera el techo digno, es el barrio donde tú vives y esas consideraciones nunca se han tomado. Se intentan intervenir núcleos particulares sin preguntarle a las personas, sin identificar los conflictos vivos que existen en esos territorios y el caso del Olivar es el mejor ejemplo, donde se ven enfrentadas dos comunidades: una, para salvaguardar su territorio en términos de que quieren un parque para vivir mejor y cuidar el medio ambiente; y otras, que necesitan tener un techo digno. Entonces las enfrentaron innecesariamente por no preguntar qué es lo que necesitaban.

PORQUE VIÑA TIENE FESTIVAL...

Al ir finalizando esta entrevista, Puranoticia.cl recordó la polémica levantada a inicios de semana por parte del propio ministro de Salud, Enrique Paris, quien se mostró contrario a la idea de realizar el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, lo que levantó una serie de cuestionamientos y apoyo a estos dichos, abriendo un debate amplio acerca de si era correcto realizar el certamen, considerando que a fines de febrero es muy probable que aún no exista vacuna contra el Covid-19.

Imagen foto_00000012

Macarena, ¿cómo vislumbras el Festival de Viña del Mar bajo tu eventual administración y si es que crees que debe realizarse Viña 2021?

- Viña 2021, por supuesto que en los términos que lo conocemos, no puede realizarse. Es una irresponsabilidad, en términos de salud, y el Municipio no puede seguir financiando su déficit a costa de la salud de las personas. Esto podría haberse evitado si hubiera habido una salud fiscal y tuviésemos, por ejemplo, un fondo técnico que resguardara estos momentos de falta de ingresos, entonces no podemos ocupar a las personas para cargar un déficit contable y; en segundo lugar, el Festival de Viña del Mar es algo absolutamente importante para nuestra ciudad, es parte de nuestra cultura comunal y tiene que resguardarse, pero también pensarse en las personas que van a participar de él, hacer consultas municipales, tener las personas absolutamente vinculadas a este proyecto, darle un carácter comunal, quizás no solo hacerlo una vez al año, sino que ocupar esos espacios también de manera más pública, tener una carta de artistas locales, potenciarlos de esa manera. Entonces, ¿por qué no? Pero es algo que la ciudadanía va a tener que decidir.

La cultura entonces va a tener un rol importante en tu mandato...

- Por supuesto. Es vital. No puede ser que la sala Viña del Mar sea la única sala de arte que hay en la ciudad, que no tenga propaganda, que estemos correteando a los artistas locales en vez de darles un lugar, que sólo sea el Festival de Viña y que hayamos perdido, por ejemplo, los Festivales de la Primavera, que eran tan significativos para la ciudad. Ésta no puede ser una ciudad estacional en términos culturales. Tenemos que potenciarla. No puede ser que hace 10 años tengamos nuestro Teatro Municipal cerrado. No puede ser que hace 10 años tengamos nuestro Palacio Vergara cerrado. Son espacios que debemos empezar a ocupar. Viña del Mar tiene todas las condiciones para convertirse en una capital cultural. Estoy pensando en algo como Buenos Aires. Tenemos todas las condiciones: clima, territorio, cultura... solamente hay que potenciarlo.

PURANOTICIA

NOTICIAS RELACIONADAS
barra titular
OTRAS NOTICIAS DESTACADAS
barra titular