Los dulces de La Ligua se transformaron en Patrimonio Cultural Inmaterial

Declaratoria tiene como objetivo salvaguardar la técnica tradicional artesanal, y de este modo asegurar la transmisión a las siguientes generaciones.
Los dulces de La Ligua se transformaron en Patrimonio Cultural Inmaterial
Regiones , Jueves 1 de agosto de 2019 a las 19:04 horas

Una situación muy esperada por los dulceros de La Ligua era que su labor fuera reconocida por su valor patrimonial. Y ese deseo se hizo realidad, ya que la "Tradición de los dulces de La Ligua" ingresó al registro de Patrimonio Cultural Inmaterial, por lo que la seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Constance Harvey, junto al director regional del Servicio del Patrimonio Cultural, Víctor Silva, hicieron entrega del certificado oficial a sus representantes.

En un encuentro que se desarrolló en el Centro de Creación (Cecrea) de La Ligua, cerca de 80 dulceros sostuvieron un conversatorio con representantes del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, para conocer en detalle los alcances que esta tradición haya sido reconocida por el Estado de Chile en su calidad patrimonial, ya que antes contaban con un "Sello de origen".

El registro es el primer eslabón de un proceso que tiene como objetivo salvaguardar la técnica tradicional artesanal, y de este modo asegurar la transmisión a las siguientes generaciones, tanto en la forma de fabricación de los dulces como en la forma en que sus vendedoras ofrecen sus productos.

"El patrimonio cultural inmaterial mantiene la diversidad cultural frente a la creciente globalización, contribuyendo al diálogo entre culturas, promoviendo el respeto a la diferencia y fomentando un sentimiento de identidad y responsabilidad que ayuda a sentirse miembro de una o varias comunidades y de la sociedad en general", explicó la seremi de las Culturas.

Juan Villalobos, presidente del Sindicato de los vendedores de dulces, afirmó que "es muy importante contar con este reconocimiento que ya tenemos en las manos, donde nos reconocen como patrimonio inmaterial y es un tremendo orgullo para nosotros llegar a esta instancia, porque esto queda ahora para la ciudad, la provincia y para Chile, que los dulceros son reconocidos por la tremenda labor que cumplimos y nos transformamos en embajadores de nuestra cultura".

Imagen foto_00000002

LARGA TRADICIÓN

La tradición de los dulces de Las Ligua tiene su origen en el siglo XVII, siendo la época de auge en el siglo XIX, cuando con la llegada del tren, los vendedores subían a los carros en la estación de La Ligua a ofrecer sus productores. Posteriormente la venta se trasladó a los buses, apostándose más tarde en la carretera 5 Norte.

En 2014, el entonces Consejo de la Cultura (CNCA) financió la realización de una investigación sobre esta tradición, que fue reconocida por ser una técnica tradicional artesanal, ya que la forma de fabricación es parte de las recetas tradicionales de esta localidad, la que ha sido traspasada de generación en generación; y se reconoce también la forma de vender los productos, con canastos y vestimenta típica.

La función del Registro de Patrimonio Cultural Inmaterial consiste en que el Estado de Chile reconozca el valor de tradiciones, costumbres, prácticas y saberes de personas que habitan los diversos territorios de nuestro país.

De esta forma la "Tradición de los dulces de La Ligua" se suma a al registro de Patrimonio Cultural Inmaterial que en la región de Valparaíso ya considera al kai kai, tradición oral Rapa Nui, tradición organilleros y chinchineros, música bohemia tradicional de Valparaíso, canto a lo poeta y bailes chinos.

PURANOTICIA

NOTICIAS RELACIONADAS
barra titular
OTRAS NOTICIAS DESTACADAS
barra titular
FMI aprobó línea de crédito por 23.930 millones de dólares que solicitó el Banco Central
Negocios 29/05/2020 El Directorio Ejecutivo de la entidad destacó "las muy sólidas políticas, desempeño económico e instituciones de Chile".
Corte Suprema ordena pagar millonaria indemnización a familia de víctima del accidente del avión Casa 212
Nacional 29/05/2020 La sentencia de la Corte Suprema confirma la responsabilidad de la Fuerza Aérea (FACh) por falta de servicio en la planificación del vuelo que despegó con menor reserva de combustible debido a sobrepeso.