Contraloría detecta irregularidades en implementación de programa de la Municipalidad de Zapallar

Por ello, la entidad fiscalizadora iniciará juicios de cuentas por $44 millones contra el organismo edilicio.
Contraloría detecta irregularidades en implementación de programa de la Municipalidad de Zapallar
Regiones , Miércoles 11 de septiembre de 2019 a las 08:15 horas

La Contraloría Regional de Valparaíso detectó diversas irregularidades en la implementación del programa Recuperación Patrimonial y Ferroviaria, impulsado por la Municipalidad de Zapallar para la puesta en marcha del tren y el restablecimiento de la estación de Catapilco.

A raíz de este hecho, la entidad fiscalizadora iniciará juicios de cuentas que le permitan al Estado recuperar alrededor de $44 millones.

Entre 2012 y 2017 el municipio gastó $188.922.050 en una subvención a la Asociación Chilena de la Conservación del Patrimonio Ferroviario, en la mantención y cuidado de espacios públicos de la estación de Catapilco, y en servicios de mantención y reparación del tren, y otros.

Entre varias irregularidades, la auditoría reveló que en 2016 la Municipalidad de Zapallar pagó honorarios a dos funcionarios para efectuar informes mensuales que describen labores genéricas e imprecisas, sin que se adjunte la documentación que las acredite.

Además, como parte del Plan de Recuperación Patrimonial y de Turismo Rural Tren de Catapilco, el municipio adjudicó una consultoría a la empresa Asesoría, Diseño y Gestión Carlos David Piña Barra, por un monto de $18.000.000.

Sin embargo, la Contraloría no encontró antecedentes que verificaran que dicho trabajo haya sido utilizado o aplicado para lograr el funcionamiento del tren con fines turísticos.

La consultoría estaba directamente relacionada con la evaluación y utilización del carro Billar (tren), de propiedad de la Empresa de Transporte Ferroviario S.A (Ferronor), empresa con la que no se suscribió ningún contrato o convenio de colaboración que permitiera asegurar su utilización en la iniciativa municipal. El organismo de control solicitó al municipio que adopte las medidas para resguardar las inversiones municipales que se realicen con bienes privados.

En 2016 la Municipalidad de Zapallar contrató a la empresa BIS Arquitectos Limitada, para efectuar una consultoría para el diseño de perfil, de arquitectura, ingeniería estructural y especialidades del Centro Cultural y Comunitario Catapilco, por lo que pagó $19.320.000. La iniciativa presentó deficiencias, por lo cual en 2018 se dejó sin efecto el contrato por una errada formulación y planteamiento del mismo.

Durante 2016, la municipalidad pagó $5.000.001 a través de un contrato de honorarios para el estudio "Investigación para el rescate de historia local y patrimonio intangible Estación de Tren de Catapilco". El municipio recibió un primer borrador de un libro, el que no ha sido utilizado por la institución.

En la auditoría, la entidad edilicia no proporcionó a la Contraloría los decretos de pago de 2016, por lo que deberá ubicar sus expedientes y ponerlos a disposición del organismo fiscalizador junto a toda la documentación auténtica y original de respaldo.

También se estableció que la Municipalidad de Zapallar no cuenta con manuales de procedimientos formales referidos a los procesos de formulación y aprobación de proyectos municipales y de programas comunitarios. Por esta razón, dicha entidad deberá remitir a la Contraloría una copia de dichos manuales y los actos administrativos que los aprueban.

PURANOTICIA

NOTICIAS RELACIONADAS
barra titular
OTRAS NOTICIAS DESTACADAS
barra titular
Maquinistas de Metro Valparaíso se suman a paro nacional convocado para este martes 12 de noviembre
Regiones 14:29 Trabajadores pidieron a la comunidad que "entiendan que en respuesta a los hechos vividos en nuestro país se hace necesario defender la dignidad y los derechos de todos".
Ciudadano estadounidense que disparó contra manifestantes en Reñaca quedó en prisión preventiva
Regiones 11:23 De esta manera, el ciudadano extranjero deberá pasar -al menos- 90 días privado de libertad, tras ser considerado un peligro para la sociedad por el Juzgado de Viña del Mar.