Superintendencia de Servicios Sanitarios abrió un proceso de caducidad en contra de Essal

Dicho informe debería estar listo para la resolución del presidente Sebastián Piñera en tres semanas.
Superintendencia de Servicios Sanitarios abrió un proceso de caducidad en contra de Essal
Negocios , Viernes 2 de agosto de 2019 a las 16:28 horas

La Superintendencia del Servicios Sanitarios (SISS) anunció que se abrió un proceso de caducidad de la concesión en contra de la empresa Essal, informe que debería estar listo para la resolución del presidente Sebastián Piñera en tres semanas.

El superintendente Jorge Rivas indicó que la sanitaria cometió una serie de vulneraciones a la legislación vigente, como el "incumplimiento de calidad del agua, continuidad del servicio, afectación de gran cantidad usuarios, poner en peligro la salud de la población, no cumplir con las instrucciones de la SISS en cuanto a la atención de la emergencia, plazos y distribución y por entregar información errónea".

En bases a estos elementos, la Superintendencia inició dos procesos contra Essal: aplicación de una multa de $2.500 millones (apelable) y la apertura de expediente de caducidad, el que deberá estar listo en tres semanas más.

En este sentido, Rivas precisó que elabora un informe tras los descargos de la empresa y se le entrega al presidente Piñera para su resolución final.

PURANOTICIA

NOTICIAS RELACIONADAS
barra titular
OTRAS NOTICIAS DESTACADAS
barra titular
Nuevo escándalo financiero en Viña del Mar: Municipio no ha cobrado millonarios montos por concepto de entrada en Casino Municipal, que podría derivar en término de concesión
Regiones 21/08/2019 Municipio de Viña del Mar ha dejado de cobrar al menos 1.000 millones de pesos por concepto de entradas en el tradicional Casino de la Ciudad Jardín.
Crisis ambiental en Quintero: Lo bueno, lo malo y lo feo, a un año del primero de los graves episodios de contaminación
Regiones 21/08/2019 Pese a la serie de medidas adoptadas por las autoridades del Gobierno, los problemas no cesan en Quintero y Puchuncaví. La "zona de sacrificio" sigue sufriendo con la contaminación generada en el cordón industrial.