La estrategia de la Ministra de Transportes que encendió el conflicto portuario en Valparaíso

El problema con los trabajadores eventuales se podría haber arreglado a solo días de haberse iniciado, pero algo sucedió en el camino que se incendió el conflicto.
La estrategia de la Ministra de Transportes que encendió el conflicto portuario en Valparaíso
Negocios , Jueves 13 de diciembre de 2018 a las 22:26 horas

Casi un mes que Valparaíso no tiene normalidad en el Puerto, un conflicto que partió con un movimiento de trabajadores eventuales que solicitaban ser recompensados por la baja de turnos en la temporada baja del Puerto, ha escalado a fuertes disturbios en las calles, amenazas a trabajadores, ataques a personas e incluso en una denuncia por apuñalar a un carabinero como lo hizo saber el propio Intendente de Valparaíso.

Paralelo a aquello también se dejó caer a Raúl Celis, Presidente de la Empresa Portuaria de Valparaíso quien solo duró cinco meses en el cargo y que además suma un fuerte cara a cara entre dos diputados del Chile Vamos con descalificaciones y acusaciones de grueso calibre, todo a raíz de este conflicto.

LEE TAMBIÉN: Diputados RN y UDI casi se van a las manos: "Si es tan hombrecito, vamos al pasillo"

Lo concreto es que el movimiento sigue, las conversaciones avanzan en forma muy lenta y lo que es peor la violencia en las calles sigue subiendo sin haber solución de fondo, todo bajo una estrategia que sigue minuto a minuto la propia Ministra de Transportes Gloria Hutt.

EL PRIMER CRUCE DE GLORIA HUTT CON LA REGIÓN DE VALPARAÍSO

La Ministra Gloria Hutt es uno de los brazos fuertes del Presidente Piñera, tal como era considerado el ahora renunciado Raúl Celis en la Presidencia de la Empresa Portuaria de Valparaíso.

Hutt y Celis tuvieron un primer encontrón que enfrió las relaciones, se trató del anunciado plan del Muelle Barón. El proyecto era manejado con sigilo por Cristian Monckeberg, Ministro de Vivienda, la propia Ministra Hutt de Transportes y el Presidente Piñera, sin embargo Jorge Sharp se adelantó en el anuncio y de aquello culpan a Raúl Celis.

Este anuncio que finalmente hizo Sharp en primera línea y posteriormente el Presidente con el Ministro Monckeberg le valió un duro encontrón al ahora ex Presidente de la EPV con la Ministra, desde ese momento fuentes del Ministerio cuentan que Celis se le atravesó a la Ministra de Hierro de Piñera.

Imagen foto_00000014

EL CONFLICTO DE LOS TRABAJADORES EVENTUALES

Más de mil son los trabajadores eventuales que se encuentran inscritos para tales tareas, registro que no está cerrado y que puede seguir creciendo, son estos mismos trabajadores lo que comenzaron el conflicto exigiendo un bono que les devolviera las pérdidas que han tenido en la temporada baja debido a los pocos turnos que han trabajado.

Lo cierto es que existen muchos tipos de trabajadores eventuales, uno son los que como su nombre lo dice aprovechan la temporada de la fruta, sobre todo en verano, para hacer variados turnos y así mejorar sus ingresos, que a lo largo del año es de otro tipo, como choferes de la locomoción colectiva por ejemplo.

Existe otro tipo de trabajadores eventuales que parten como tal y buscan aquí la oportunidad de hacer carrera en el Puerto, de hecho los buenos trabajadores de este tipo en su mayoría pasan a tener contratos fijos en empresas como TPS ú otras.

Y existe el tercer tipo de trabajador eventual, el que solo sabe hacer este trabajo y que por distintas razones no ha podido escalar ó aspirar a un trato fijo con alguna empresa.

Imagen foto_00000009

El otro problema en cuestión es que el lugar de trabajo de estos eventuales en su gran mayoría es en TPS y TCVAL, los denominados terminales 1 y 2 del Puerto.

El primero de ellos, perteneciente al Grupo Von Appen tiene mayor tecnología en su operación, eso debido a millonarias inversiones que han realizado, por lo mismo han ido bajando la necesidad de contratación de eventuales y han privilegiado el trabajo de planta, no pasa lo mismo con TCVAL que prácticamente su operación depende de estos trabajadores, por lo mismo fue la primera en llegar a un acuerdo con ellos.

Por más que el Puerto en sus terminales 1 y 2 estuviera trabajando a full maquina no da abasto para dar trabajo a todos los eventuales inscritos, otro de los puntos de la baja de turnos de estos trabajadores rotativos que parten su jornada con un contrato de trabajo y al terminar la misma se les finiquita.

Al menos son cuatro los sindicatos que agrupan a estos trabajadores, sus dirigentes hasta el inicio de este conflicto mantenían buenas relaciones tanto con TCVAL y TPS, sus acuerdos estaban claros, no obstante un grupo de descolgados, que los propios dirigentes los llaman "los nuevos portuarios", sobre todo algunos estudiantes universitarios que han desertado de sus carreras y se han inscrito como trabajadores eventuales, comenzaron a realizar un movimiento destinado a descolgarse de los dirigentes tradicionales, son los llamados "delegados" que hoy encabezan el movimiento y las movilizaciones en las calles del puerto.

Este grupo de "nuevos portuarios" fueron calificados por uno de los antiguos dirigentes de sindicatos del Puerto como la piedra de tope de este conflicto, diciendo que "los cabros jóvenes nuevos que no conocen como funciona esto creen que el tema es bloquear y pedir y que le van a dar todo, aquí se han pasado de la raya, estamos amenazados por ellos mismos, no podemos trabajar y lo que están pidiendo son cifras millonarias que nunca se habían ni siquiera conversado" decían hace semanas a Puranoticia.cl fuentes de los históricos dirigentes del Puerto.

LEE TAMBIÉN Y REVISA AUDIO DE AMENAZAS: Puerto de Valparaíso bajo amenaza: Trabajadores, empresarios y gremialistas no pueden reanudar funciones

Los llamados "nuevos portuarios" que han llevado este conflicto no tienen más de 35 a 40 años, no conocen la historia del Puerto, dicen otros, y son los mismos que por sus edades se han visto esta semana quemando neumáticos, lanzando bombas molotov y generando desordenes en las calles.

Estos trabajadores son contratados por el día por distintas empresas que a su vez prestan el servicio a TPS ó TCVAL, es decir no existe un trato directo con la empresa concesionaria del Puerto, y así lo ha dicho también la propia Inspección del Trabajo quien en más de una ocasión la propia TPS la puesto como fuente diciendo que cumple con todo y que tiene todo en orden con sus contratados.

POCO TRABAJO DE EVENTUALES

La problemática de la baja de turnos para los trabajadores eventuales que se dio por la menor carga que se movió en el Puerto, sumado a las nuevas tecnologías de TPS, se suma además a la gran cantidad de nuevos trabajadores eventuales que se han registrado en los últimos años.

Estas tres condicionantes llevaron al directorio de Raúl Celis, cuando estaba en la Presidencia de la EPV, a realizar un acercamiento con TPS y así permitirle hacer "aforos" en el mismo Puerto y no solo en el Zeal como estaba hasta ese momento.

Este acuerdo no solo permitiría a la Empresa Portuaria de Valparaíso destrabar juicios con su concesionario, además le garantizaba un libre acceso hasta el Terminal 2 y una futura construcción de este y además garantizaba más trabajo para los eventuales.

LEE TAMBIÉN: Los detalles del acuerdo Puerto Valparaíso y el Grupo Von Appen

EL MOVIMIENTO POLITICO CONTRA VON APPEN Y CELIS

Pero el acuerdo entre EPV y TPS que no solo beneficiaba a la estatal, sino que además entregaría más trabajo a los eventuales en los aforos en el puerto, lo mismo que hoy están solicitando en su protestas en las calles, generó una serie de declaraciones en contra del ahora ex Presidente de la Portuaria.

Tras conocerse el acuerdo entre EPV y TPS una verdadera trenza comunicacional comenzó a operar por atrás, fuentes de la propia empresa portuaria dicen que la cabeza fue su actual gerente Gonzalo Davagnino.

Davagnino, quien antes de asumir la gerencia de la EPV era el encargado de logística, es sindicado como uno de los creadores del modelo del Zeal, el mismo que desde su entrada en funcionamiento se han gastado desde la EPV millones de pesos en publicidad en medios regionales, nacionales e internacionales mostrando las bondades de este modelo avalado por los directorios de la época, todos cercanos a la Democracia Cristiana.

Este acuerdo de que se permitieran los aforos en TPS era una verdadera voltereta al modelo, sin embargo fuentes del directorio de la estatal dicen que todos estuvieron de acuerdo y que incluso el propio Ministerio de Transportes también, sobre todo porque iba a generar mayor competencia y por ende más trabajo a los alicaídos trabajadores eventuales.

Pero Davagnino quien lleva años operando en la EPV logró tener el apoyo de Osvaldo Urrutia, ex director de la estatal y un gran archirrival político de la familia Celis, fue el primero en disparar en contra de esta decisión de todo el directorio de la estatal.

En una columna del diario El Mercurio de Valparaíso titulada "La culpa no es del chancho" dijo que la forma de actuar de Raúl Celis, produce una tremenda desconfianza en dicha empresa.

Sus palabras apuntaban directamente a una especie de acuerdo entre Celis y TPS, declaraciones que este jueves fueron más allá cuando tuvo un encontrón con el diputado Andrés Celis, hermano del ex Presidente de la EPV a quienes acuso de ser "voceros" de la empresa del Grupo Von Appen.

Este mensaje que Raúl Celis prácticamente actuaba aliado con TPS no quedó ahí, incluso subió hasta La Moneda, no fueron pocos lo que comenzaban a mirar con suspicacias al Presidente de la EPV, sin embargo la supuesta empresa que se vería perjudicada con este acuerdo, la española ASVI, no hizo nada al respecto, según fuentes de la EPV, porque si se entrará a revisar en profundidad aquel contrato y sobre todo sus modificaciones, serían muchos los que tendrían que dar explicaciones.

Imagen foto_00000010

COMIENZA EL BLOQUEO AL PUERTO

Con todos estos hechos sobre la mesa, el inicio de las movilizaciones en el Puerto de Valparaíso desde ya hace un mes tenían un condimento político extra y los mismos protagonistas nuevamente.

Fuentes de TPS cuentan que cuando se inicia el conflicto estaba todo armado para que se iniciaran conversaciones de buena forma, no obstante el "bloqueo" que se hizo a las instalaciones de la empresa y sobre todo las amenazas a los trabajadores generó un ambiente en donde era imposible conversar, menos con trabajadores que no eran los originales dirigentes, sino que más bien un grupo de descolgados llamados "delegados" y los más violentos.

LA CARTA QUE ENCIENDE CON PARAFINA LA RELACIÓN

Un hecho ocurre que no es menor y en donde hay varias fuentes que lo confirman, tanto de las empresas concesionarias, del propio Ministerio de Transporte y de la Empresa Portuaria de Valparaíso.

En acuerdo con el directorio se realiza una carta dirigida a los concesionarios para que estos lleguen acuerdo en la entrega de un bono en compensación a los trabajadores eventuales y que se sienten a conversar.

Pero algo pasó en el camino, todos apuntan nuevamente a Davagnino, el gerente de la estatal, quien en comunicación con el Ministerio de Transportes y bajo supuestas ordenes de la Ministra endureció el tono de la misiva incluyendo un párrafo que fue una verdadera amenaza a los concesionarios, sobre todo a TPS, en donde en otras palabras le decían que podían caducar la concesión con ellos de no solucionar el conflicto debido a que no estarían cumpliendo con el contrato con la estatal.

Esta carta no concordaba en nada con el pensamiento del directorio y de Raúl Celis su presidente, claramente el conflicto no solo no mermaba en nada y ni ponía en peligro el contrato de concesión, sino que enfrió las relaciones y alejó las posibilidades de una mesa de trabajo, en el fondo era claramente una "amenaza velada".

El tenor de la carta ha sido afirmado en más de una oportunidad por la propia Ministra quien ha dicho "La misión de la Empresa Portuaria de Valparaíso es velar por el cumplimiento del contrato, Hay una situación que no es de normalidad en las operaciones y nosotros, el trabajo más importante que hemos hecho es abrir o generar condiciones para que las partes se encuentren y lo que más nos importa es que eso ocurra", según consigna por ejemplo Portalportuario.cl.

De hecho fuentes cercanas a Cruzat, el interino Presidente actual de EPV dicen que le dijo a Davagnino que "no le gustaba que le redactaran las cartas" en clara alusión al cambio de parrafo que habría hecho el gerente de la estatal y que encendió el conflicto.

 Imagen foto_00000011

CAMBIO DE ESTRATEGIA

En este momento y tras aquella carta Raúl Celis se quedó sin piso en las negociaciones que a esas alturas podían haber llegado a su fin en dos ó tres días máximo confirman desde la propia estatal y de las empresas concesionarias.

Para Raúl Celis la estrategia del Gobierno contenía medidas que implicaban una presión indebida respecto de los concesionarios y no apuntaban al problema de fondo que era la existencia de asambleas de trabajadores eventuales que habían designado representantes y no ha dirigentes debidamente elegidos.

Para Celis sentarse a conversar con estos dirigentes era peligroso, abriría una verdadera caja de pandora inclusive en otros gremios alejados al portuario, cabe consignar que la noche del miércoles se pararon las operaciones de la Minera de Chuquicamata con un bloqueo en sus puertas similar al que estaban haciendo los portuarios.

Para el Ex Presidente de la EPV entenderse con representantes ó descolgados de una asamblea era peligroso porque los acuerdos con aquellos duran tanto cuanto demore la otra asamblea.

"Es muy parecido a lo que ocurre en las universidades. Entonces, de seguir ese procedimiento, corríamos el riesgo de tener asambleas en todo el país exigiendo bonos por cualquier razón", dijo en entrevista con La Tercera.

LA DIFERENCIA ENTRE PARO Y BLOQUEO

La diferencia entre la visión del Gobierno con la de Raúl Celis era que para el primero era un Paro, para el segundo era un bloqueo, versión concordante con los sindicatos de trabajadores permanentes y de los propios concesionarios.

Es decir los únicos que hablaban de paro eran fuentes del Gobierno y los descolgados de los eventuales, todos los demás protagonistas siempre hablaron de bloqueo.

En aquel momento Raúl Celis se comunica con el Presidente Sebastián Piñera, con quien por años ha mantenido una excelente relación y sobre todo de plena confianza.

Celis le comunica a Piñera que no está de acuerdo con la forma en que se está presionando a los concesionarios, que no corresponde.

Este es parte del texto que envió Celis al Presidente, "A mi juicio, el problema no es el incumplimiento del contrato por los concesionarios, sino que existan interlocutores designados en asambleas y no los dirigentes sindicales legítimamente elegidos", dice Celis en clara alusión a los llamados descolgados.

"Cuando usted negocia con los representantes de una asamblea, los acuerdos duran tanto como demora en realizarse una nueva asamblea, con el riesgo de que en el resto del país se celebren otras tantas asambleas con peticiones imposibles de cumplir (lo que habitualmente ocurre con los estudiantes universitarios). En cualquier caso, la solución debiese ser la misma: obligar a que se vuelva a trabajar, probablemente con apoyo de la fuerza pública, pero es distinto si usted lo logra teniendo un diálogo fluido con los concesionarios. De hecho, lo que se conversó hoy (jueves) ya lo habíamos acordado el sábado con los concesionarios." dice Celis el día que se conoció de su renuncia.

Por último indica que "En este sentido, pienso que es conveniente recurrir siempre a la opinión de quienes están en el día a día dentro del conflicto y no solo de los que miran desde afuera".

Imagen foto_00000012

EL INFORMANTE DEL CONFLICTO DEL GOBIERNO

Claramente el Gobierno tenía una visión del conflicto y la EPV con la cabeza de Celis otra, pero paralelo a que se cruzaban las cartas, los mensajes y se trataba de acercar posiciones un hombre clave llegaba a la zona enviado por el Ministerio del Interior.

Quienes lo conocen dicen que es un verdadero operador político, experto en conflictos, se trata de Germán Quinteros, quien hizo un verdadero catastro del conflicto y llevo las noticias a La Moneda viendo "in situ" lo que estaba pasando.

Se reunió con muchas personas, trabajadores, delegados, concesionarios, inclusive con el propio Intendente Jorge Martínez tuvo reuniones, pero nunca se reunió con Raúl Celis, nunca conoció su versión ni menos entregó esa información a La Moneda, dicen fuentes del propio Ministerio del Interior.

LA ESTUDIADA JUGADA PARA SACAR A CELIS

Claramente el acuerdo por los aforos de EPV con TPS sumado a que ahora parecía nuevamente defender los intereses de los Von Appen, sumado al conflicto con la Ministra por el muelle Barón, más la estrategia soterrada del gerente Gonzalo Davagnino en su contra y los disparos por la prensa del diputado Urrutia, mermaron por completo el piso del también ex Intendente.

Además el "informante" de La Moneda nunca llevó su versión al lugar que correspondía, por tanto la conclusión en Gobierno era que había que sacar a Celis y poner un negociador que siguiera más bien las instrucciones de Gobierno y es aquí donde le apareció un verdadero salvavidas al Gobierno y a la propia Ministra que está convencida que la estrategia de la presión contra TPS es el mejor camino.

Raimundo Cruzat como arte de magia era el vice-presidente de EPV y por ende de salir Celis era él quien debía asumir.

Cruzat es un viejo conocido de la Ministra Gloria Hutt, cuando en el primer Gobierno de Sebastián Piñera la actual Ministra fue subsecretaria de la cartera, el ahora interino Presidente de EPV fue Seremi en la Región Metropolitana y más tarde asesor directo de ella, es más Cruzat fue un importante negociador justamente con sindicatos del Transantiago.

Luego del sí de Cruzat, se dio el vamos y se le pide la renuncia a Celis y así la Ministra se saca a la piedra del zapato ó al "vocero" de Von Appen como a esas alturas se le sindicaba en La Moneda.

Cuando la Ministra vio esta ventana en el camino no dudo dos veces y apuró la salida de Raúl Celis del directorio de la EPV, ya tenía a su reemplazo, era de su confianza, era un conocido y además mucho más cercano a recibir sus órdenes.

No obstante desde el quiebre de las relaciones por la famosa carta a los concesionarios hasta la renuncia de Celis pasó una semana, todo ese tiempo fue perdido, aunque fuentes de TPS cuentan que el renunciado Presidente siguió buscando la forma de dialogo.

Tras un supuesto encuentro de Von Appen con la propia Ministra en algún lugar de Santiago en donde fue recibido muy fríamente, la concesionaria estaba prácticamente en acuerdo para sentarse a conversar y fue ahí donde Raúl Celis le solicita al Ministerio intentar retomar la conversación por su vía, pero la Ministra ya tenía al reemplazo, la decisión estaba tomada y pese a que podían haberse llegado a acuerdo hace semanas, ella prefirió seguir con su estrategia y a Celis se le pide la renuncia.

LA PRESIÓN DE LOS TRABAJADORES Y LA PERDIDA DE INVERSIÓN

No es primera vez que la Región de Valparaíso vive momentos de presión de los trabajadores cuya principal motivación esta en mejorar sus condiciones, no está lejos el llamado episodio de la empresa Maersk en San Antonio que finamente dejo cesantes a 1.200 personas a pesar que sus operaciones tenía buen futuro en Chile.

Una inversión de 200 millones de dólares se fue al tacho de la basura por la presión de los trabajadores que pedían más y más beneficios a pesar que la empresa llevaba solo un par de años operando.

LEE TAMBIÉN: Caso Maersk en San Antonio: ¿Quien mató a la gallina de los huevos de oro?

Finalmente la empresa decidió cerrar sus puertas y se instalará en Perú donde esperan construir una nueva planta de fabricación de contendedores, que estaba en San Antonio y era la única en Sudamérica.

Inclusive cercanos al consorcio de TCVAL que en marzo debe tomar la decisión de invertir en la construcción de llamado T2 cuentan que todo este conflicto ha hecho mermar en forma considerable seguir con el proyecto y que inclusive podrían hasta desertar prefiriendo pagar las multas que seguir adelante.

SALIDA DE CELIS SACA EL CONFLICTO A LA CALLE

Hasta antes de la renuncia de Raúl Celis habían amenazas de disturbios y solo se había visto un hecho de violencia extrema que tuvo que intervenir la Fuerza Pública, fue un día sábado a horas de iniciado el conflicto cuando se apedrearon las instalaciones de TPS.

Pero tras la salida de Celis, el Gobierno mostró debilidad dicen los mismos trabajadores eventuales, se dieron cuenta que sus exigencias ya habían hecho rodar una cabeza y que ahora tenían más fuerza que antes y llevaron el conflicto a la calle.

Comenzaron los ataques a trabajadores de TPS y la quema de neumáticos y el lanzamiento de bombas molotov en las calles, los cortes de transito, pese a que ahora hay mesa de negociación.

EL MALETIN DE INSULZA

Mito o realidad los mismos trabajadores portuarios que llevan años en Valparaíso recuerdan que en un similar conflicto años atrás, se cuenta que el entonces Ministro Insulza habría llegado con un verdadero maletín de dinero entregando bonos para que se acabará el conflicto y así fue.

Lo concreto que hoy TPS no estaría dispuesto a ser la billetera que calme los ánimos, pero tampoco está dispuesta a seguir siendo "amenazada" por el Gobierno de perder la concesión del Puerto, sobre todo sí es sindicado como uno de los mejores operadores portuarios del mundo.

A UN MES DEL CONFLICTO

Mientras que cercanos a Celis y a los propios concesionarios dicen que sin la mano de la Ministra este tema ya estaría superado, otros ven con buenos ojos que la denominada mujer de hierro de Piñera ponga entre la espada y la pared a Von Appen quien es por ejemplo para el propio Osvaldo Urrutia "un mal concesionario y ha sido un mal concesionario desde hace mucho tiempo, porque ha conflictuado las relaciones con la empresa portuaria y con la autoridad portuaria de Valparaíso".

Por su parte las descalificaciones del mismo Urrutia a los hermanos Celis al tratarlos de voceros de Von Appen tienen muy ofuscado al diputado, de hecho fuentes cercanas a él no descartan que de seguir escalando el conflicto el ex concejal por Viña del Mar incluso pida interpelar a la Ministra.

Imagen foto_00000001

Cabe consignar que el rol de Transportes en la Región de Valparaíso no ha sido de los mejores, de hecho el actual Seremi de la cartera es uno de los que dejaría el puesto en el ajuste de gabinete regional que se prepara para enero y sumado a aquello está la fallida licitación del transporte público en la región que sumado a lo del Puerto daría las razones para una interpelación, que en este caso la haría un propio parlamentario de Gobierno a una Ministra de Piñera.

LO QUE VIENE

Ahora la Ministra tiene todo lo que necesitaba para llevar adelante su estrategia de negociación y presión al concesionario TPS, el problema que ya lleva un mes y las pérdidas son millonarias para la Región que menos crecimiento tiene en el país, los disturbios suben de tono y a pesar que todos están negociando y el Puerto funcionando con normalidad, ya se demostró que presionando y protestando al menos ya rodaron cabezas, ahora es cosa de tiempo dicen... para que los millones aparezcan y así dejen de haber neumáticos quemados y bombas molotov en el Puerto de Valparaíso.... ¿será la forma de conseguir lo que se necesita por parte de los trabajadores?.... como dijo el diputado Urrutia... "La culpa no es del chancho".

Imagen foto_00000013

PURANOTICIA

NOTICIAS RELACIONADAS
barra titular
OTRAS NOTICIAS DESTACADAS
barra titular
Estados Unidos solicitó a Chile la extradición de Carlos Cardoen
Negocios 11:46 En el documento que llegó el 13 de junio al Ministerio de Relaciones Exteriores se le imputan delitos equivalentes a ilícitos aduaneros, declaraciones falsas y tráfico de armas.
Confirman muerte de minero que se encontraba desaparecido en Tocopilla
Regiones 11:07 Los tres mineros, se encontraban a 70 metros de profundidad y quedaron atrapados el jueves tras un derrumbe de material en la mina.
Nacional 09:18 Aunque Chadwick reconoce que para la elección presidencial aún faltan dos años y medio, y que cualquier cosa puede pasar en ese lapso.
Nacional 09:53 La ministra sostiene que el cambio de gabinete fue parte de la autocrítica de Palacio, recalcando que no ha habido problemas de gestión, más bien "es un nuevo impulso".