Cristián Monckeberg sin tapujos: "Soy el autor intelectual del Chile Vamos"

Ministro de la Vivienda habla de la coalición de Gobierno y su creación, de la incisiva mirada de la Cámara Chilena de la Construcción por la falta de "certeza jurídica" en proyectos inmobiliarios, de los campamentos en Chile y de su futuro en la política.
Cristián Monckeberg sin tapujos: "Soy el autor intelectual del Chile Vamos"
Nacional , Jueves 14 de marzo de 2019 a las 10:15 horas

En 1842 arriban a América del sur los primeros inmigrantes alemanes de la familia Monckeberg, provenientes desde Hamburgo, originalmente llegan a Uruguay, dos hermanos, uno se queda en ese país y el otro viaja a Chile.

La descendencia es amplia y variada en edades, nueve hijos de ese inmigrante llegaron a más de 60 primos, entre ellos el actual Ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, una de las figuras política más importante de Renovación Nacional, y como el mismo se autodefine, la mente detrás de la creación de Chile Vamos.

DE FAMILIA POLÍTICA

Cristián tiene una reconocida trayectoria política en Renovación Nacional, pero además su familia ha estado ligada al servicio público también desde esa arena. "Mi papá había estado vinculado al tema público antes del 70, después del 73 no había mucho como hacerlo" dice. Alicia Monckeberg, hermana de su papá, por ejemplo, fue regidora de Algarrobo y posteriormente alcaldesa de la misma comuna. "Tengo primos de 80 años y sobrinos de mi edad, Nicolás (Ministro del Trabajo) es hijo de un primo hermano mío" dice Monckeberg.

Precisamente el arraigo y cercanía con la región de Valparaíso se da desde Algarrobo. "Algarrobo es pasarlo bien" recuerda el actual Ministro de Vivienda por sus años de juventud en ese balneario. "Carlos Alessandri era muy amigo de mi abuelo Gustavo, estamos hablando del año 1920 más menos. Mi abuelo le compró un terreno y esa es la ligación de la familia Monckeberg con Algarrobo".

En política se inició en las juventudes de RN, en 1992 fue concejal a los 22 años por Ñuñoa cuando se abren las elecciones municipales. Estuvo en España en perfeccionamiento académico y cuando vuelve, se posiciona como Secretario General del partido, después asume la Vicepresidencia, es electo parlamentario en tres ocasiones "y te diría que mi vida parlamentaria termina con la Presidencia del Partido, incluso yo privilegié la Presidencia del Partido a una eventual candidatura al Senado".

"En la quinta región algunos me pidieron y otros me corretearon (ríe) pero esto es así, y es sin rencores, pero antes de eso, cuando llevaba 8 años como diputado y podía ir de candidato al senado o seguir de diputado. Yo prefería ser nuevamente diputado, con un tercer periodo y último. Era lo que tenía bastante decidido, pero aposté a la Presidencia del Partido y fue lo que finalmente hice. ¿Y por qué la presidencia del partido?, porque yo creo tener cultura partidaria" dice Monckeberg.

LAS DIFERENCIAS POLÍTICAS CON CARLOS LARRAÍN

Monckeberg se debió enfrentar en elecciones internas a la potente figura de Carlos Larraín, quien como Presidente de RN siempre tuvo claro que el actual Ministro aspiraba precisamente a dirigir la tienda. "Yo le competí a Carlos Larraín y todo indicaba que podía ser yo el que lo sucediera porque yo representaba un liderazgo emergente. Yo nunca fui el ungido de Carlos ni su ahijado político, estábamos con posturas distintas. Pero teníamos un vaso comunicante, que era que los partidos son relevantes, que los Gobiernos pasan, que los partidos van quedando y son los que recogen las derrotas y pocos les celebran los triunfos".

Imagen foto_00000016

PRESIDIR UN PARTIDO DERROTADO

Así llega el final del período presidencial de Sebastían Piñera, quien había gobernado teniendo a Larraín como Presidente de RN. Para nadie es un secreto que entre ambos había una relación "áspera" recuerda Monckeberg, "a veces amable y a veces compleja y, a mí me toca asumir la presidencia del partido cuando ya no éramos gobierno y me toca recoger - junto a mi directiva, porque sólo no se puede, yo solo lideré el proceso – a un partido que estaba en el suelo, que veníamos de una paliza electoral de proporciones donde la Presidenta Michelle Bachelet ganó mirando para atrás y donde el parlamento fue mayoritariamente de la Nueva Mayoría de esta coalición naciente; con su retroexcavadora, con su programa de Gobierno bien innovador y una evaluación ciudadana potente".

Monckeberg asume en esas adversas condiciones políticas y como se dice en jerga militar, con la "moral de la tropa baja", además debió enfrentar el fuego cruzado entre el Gobierno que se iba y los líderes de los partidos de derecha, que mutuamente se culpaban y responsabilizaban por la derrota electoral, del estrepitoso fracaso en las urnas.

El escenario interno era de frustración, había que hacerse cargo donde nadie quería hablar de coaliciones y nadie creía que se podía recuperar el gobierno. En los derrotados círculos de la derecha el análisis era que se había entregado por otros 20 años el País a los gobiernos de izquierda.

Renovación Nacional estaba sumida en la derrota más absoluta, ese era el panorama, pero la tranquilidad estaba lejos de llegar. Por esos días se destapa el escándalo más grande de la política chilena de los últimos años. La guinda de la torta fue el caso Penta, y que estalla como una bomba de tiempo en la cara de la derecha. "La explosión se generó en la UDI", recuerda el Ministro.

EL AUTOR INTELECTUAL DEL CHILE VAMOS

Con prácticamente todo en contra, Monckeberg y su directiva, más el apoyo de algunos líderes de otros sectores de derecha se enfocan en recoger los pedazos de la destrozada derecha y levantar una coalición, que hoy – orgullosamente dice Monckeberg - "tiene una evaluación que dobla a la Nueva Mayoría y al Frente Amplio y se asimila a la evaluación del Gobierno que es bastante inédito".

Se buscaron alianzas más allá de los dos grandes conglomerados tradicionales de derecha y la lógica indicó que una buena apuesta sería Evopoli y el PRI que en ese momento eran movimientos políticos con poca presencia electoral. A esas alturas, y tras las elecciones presidenciales perdidas, estos partidos también estaban prácticamente a la deriva, por una parte se analizaba su permanencia o su desaparición o en el mejor de los casos, por ejemplo el PRI, estaba pensando en aliarse a la Democracia Cristiana.

"Lo conversamos con las Directivas, pero si hay un autor intelectual de la coalición soy yo, junto a Mario Desbordes, él me secundó permanentemente. Nadie nos creyó, nos ningunearon, nos dijeron locos, nos dijeron que la UDI estaba en el suelo por el financiamiento ilegal, no creyeron en el PRI, no creyeron en Evopoli".

Imagen foto_00000015

El panorama no era para nada alentador. No había coalición, había partidos desarticulados, había liderazgos nuevos, la derecha estaba literalmente sin un proyecto colectivo, a eso había que sumarle que el ahora ex Presidente Sebastían Piñera formó una Fundación con una estructura semi-política, con bases territoriales, con presencia nacional, pero con arraigo regionalizado, es decir, en todas las regiones había personas que eran ex del Gobierno, trabajando políticamente en esta Fundación.

Muchos creyeron que Piñera con esa Fundación, tenía intenciones de reestructurar a Renovación Nacional, incluso volver al partido del cual había renunciado. Pero claramente esa no era la intención. "Ojalá que algún día vuelva al partido, sería para nosotros fascinante porque lo sentimos muy propio, fue Presidente del Partido, Senador, Presidente de Chile, entonces que vuelva sería como un regalo caído del cielo, pero eso se verá a futuro" reconoce Monckeberg.

Con todo en contra, se inició el proceso de reformular la coalición. Las motivaciones estuvieron centradas en lo que Monckeberg denomina "vocación de mayoría". "A mí me tocó ser Gobierno y ser oposición. Cuando se es Gobierno es tal la posibilidad de transformaciones y cambios que se pueden hacer en beneficio de las personas, que es muy potente. En ese contexto, aún queda gente en la centroderecha, cada vez menos, que defienden la lógica de la trinchera, es decir, ser oposición permanentemente, Gobernar con un Gobierno de izquierda, tranquilo, moderado y ser el contrapeso apuntalado en las leyes de quórum que impide que un Gobierno cambie todo sino que tiene que gobernar con la oposición, o sea una suerte de co-gobierno con la izquierda y le da los votos cuando sea necesario y defiende lo que considera intocable como la constitución. Eso para mí no es parte de la política, eso es el acomodo y el bienestar de unos pocos".

"Por eso creo en la vocación de mayoría, que es salir al frente, poner tus ideas sobre la mesa y convencer a los chilenos que confíen. Por eso formamos esta coalición, porque entendíamos también que no solo era un pacto electoral, sino una cultura de coalición, donde superáramos las diferencias y pensáramos en un proyecto político con una misión, un objetivo, pensar en gobernar no cuatro años, sino ocho. Eso es lo que hizo la Concertación, sobre todo en los años 90', eso fue exitoso, partió bien y termina como todo, desgastada".

PIÑERA ó CHILE VAMOS: ¿QUIÉN NECESITÓ A QUIÉN?

En este ejercicio y análisis se presentó la disyuntiva de establecer quien necesitaba a quien, Sebastián Piñera a la nueva coalición o la nueva coalición necesitaba el liderazgo de Piñera para volver a ser Gobierno.

Monckeberg dice que Piñera fue apoyador de lo que se estaba haciendo, pero nunca se involucró directamente en lo que se estaba gestando, la coalición nace sin ningún "padrino", de hecho tanto fue así que a pesar de los detractores, en la interna se generaron primarias, "eso es el ejemplo de que no fue una coalición servil ni funcional a nadie, sino confiable ante la ciudadanía, donde los liderazgos se sumaron y no crearla para servir a un liderazgo específico" agrega Monckeberg.

Imagen foto_00000017

Así se generó con cuatro partidos, se fijaron reglas y los que quisieron se sumaron. El punto de inflexión de la nueva coalición fue la elección municipal. Sebastián Piñera ayudó, recorrió Chile apoyando candidatos, pero la campaña propiamente tal la impulsó y dirigió directamente la nueva alianza.

Las municipales fueron un éxito electoral para el análisis de la nueva instancia. Se consiguió un importante porcentaje de votación, se ganaron y recuperaron municipios y Renovación Nacional se posiciona como el partido con mayor votación. Fue un éxito rotundo esa elección dice Monckeberg.

Imagen foto_00000018

Ese impulso generó que la Directiva de Renovación Nacional y el mismo Monckeberg a la cabeza, en lo netamente político, tomaran otra estatura. Ese resultado en la elección municipal le dio la "espalda" necesaria a los impulsores de la nueva coalición, antes de eso - no es desmentible – se tenían que defender de las críticas internas. Las municipales dieron el resultado esperado y que se había establecido como parte de la estrategia, ganarse la confianza de la ciudadanía, de los militantes y simpatizantes del sector y principalmente de los detractores y de los liderazgos internos, pero quizás más importante aún, levantó la moral de una alicaída y derrotada derecha. Se había afirmado en las urnas esta nueva coalición, había nacido Chile Vamos.

LAS TEMIDAS PRIMARIAS Y LA SEGUNDA VUELTA PRESIDENCIAL

Después de las municipales y con el impulso de estos nuevos aires de triunfalismo, Chile Vamos impone otro hito quizás histórico. Se organizan las Primarias Presidenciales. A esas alturas otros líderes de la centroderecha comenzaron a posicionar su figura ante la opinión pública. Esto generó la suspicacia de algunos sectores que aun veían con desconfianza la coalición, a pesar del triunfalismo que se respiraba en el ambiente tras las municipales. Se logra convencer a Manuel José Ossandon, a Felipe Kast y hasta al propio Piñera de participar en una Primaria. Muchos veían en ese proceso un posible fracaso, lo que derivaría además en una humillación pública si la convocatoria era baja.

"Se dijo que iban a votar 500 mil personas, nadie creía en las primarias, éramos cinco o seis los que estábamos apoyando, entre ellos Gonzalo Blumel – ahora lo puedo desclasificar, fue un ferviente apoyador de las primarias" dice Monckeberg.

Las primarias fueron un antes y un después para Chile Vamos, hubo dudas y críticas, muchos al interior de los partidos, y principalmente algunos cercanos a Piñera pensaron en los riesgos de que se expusiera en esa instancia y compitiera con Ossandon y Kast, además de que la centroderecha no estaba acostumbrada a este tipo de comicios. Monckeberg recuerda que tuvo que votar a las seis de la tarde y que no hubo ambiente de primarias sino de elecciones.

Luego de las primarias se vinieron las elecciones y el balotaje. En esa segunda vuelta presidencial, la naciente coalición tomó más fuerzas según Monckeberg, esa campaña, el giro comunicacional, el apoyo de Ossandon, "fue exitoso, sobre todo porque se le dio un sentido de equipo, de cultura de coalición".

La única figura de derecha que no participó fue José Antonio Kast quien a pesar de haber sido invitado formalmente a las primarias, la rechazó y prefirió ir por fuera y levantar su propia instancia. Chile Vamos siempre estuvo dispuesto a que Kast (José Antonio) se sumara. Monckeberg dice que si dependiera de él, para otra eventual primaria, los invitaría a todos de nuevo. "los liderazgos tienen que estar abiertos a estas instancias".

Los desafíos que se ha planteado Chile Vamos mas allá de la política interna, es generar lazos y redes en latinoamérica donde por ejemplo se está organizando el Foro de la Democracia donde participará entre otros invitados la esposa del presidente de Venezuela Juan Guaidó (foro distinto al Prosur), pero también se ha centrado como coalición, en el apoyo al programa de Gobierno para tener la posibilidad de optar a un segundo Gobierno.

A JORGE MARTINEZ "SOLO LE MOSTRAMOS LAS BONDADES DE RN"

En el plano político regional Monckeberg fue uno de los artífices de que Jorge Martínez fichara por Renovación Nacional, a sólo un par de días de ser nombrado Intendente de la región de Valparaíso, teniendo un reconocido pasado en la UDI. "Sólo le mostramos las bondades de RN, lo bueno y acogedores que somos con los nuevos militantes y él se convenció de que su nueva casa, de la cual siempre debió haber estado, era Renovación Nacional y yo lo veo muy a gusto, muy entretenido. Localmente no voy a entrar en menudencias o detalles de los apoyos del partido porque ambos somos funcionarios públicos. Es un militante del partido y antes que eso es funcionario de Gobierno y se debe al Gobierno y al Presidente. El era una buena carta, como habían otras y se llegó a la conclusión que era adecuado y el presidente lo invitó a participar del Gobierno."

 Imagen foto_00000010

 LA CERTEZA JURIDICA Y LA MIRADA PREOCUPANTE DE LA CAMARA CHILENA DE LA CONSTRUCCIÓN

En ese contexto y ya como Ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg ha debido enfrentar a un silencioso problema. La denominada certeza jurídica.

El Ministro reconoce que el Ministerio de Vivienda tiene su principal preocupación y enfoque en la construcción de viviendas sociales y en la urbanización, sin embargo, también tienen injerencia relevante en los permisos, autorizaciones y evaluación de proyectos inmobiliarios a través de las Secretarías Regionales Ministeriales y los respectivos Serviu (Servicios de Vivienda y Urbanismo). "La gestión no es solo viviendas, es el enfoque, pero también debemos preocuparnos de los temas de ciudad y es un tránsito que hemos ido haciendo, por eso incluso estamos presentando un proyecto de cambio de nombre del Ministerio. Proyectos como Barón en Valparaíso, Mapocho Rio o el parque Oasis de Calama o la política nacional de parques urbanos, vamos más allá de solo vivienda. Pero también entendemos que a través del Ministerio se puede reactivar muchísimo la economía y el empleo, porque es inmediato. Cuando asignamos recursos, a los tres meses está partiendo el proyecto habitacional y eso significan empleos directos e indirectos" dice el Ministro.

 Imagen foto_00000020

LA INTERPRETACION DE LA NORMA

En este sentido se ha generado una controversia donde por una parte, cuando se presenta un proyecto inmobiliario, el Ministerio de Vivienda otorga los permisos y autorizaciones que le competen con la interpretación de la norma urbanística, no obstante, en varios casos se ha dado que ante la presentación de recursos en la Contraloría, este organismo interpreta de una manera distinta la misma normativa, lo que hace que los proyectos se demoren o derechamente se traben en su tramitación. Esto ha generado la natural preocupación de la Cámara Chilena de la Construcción, situación de la que el Ministro también se refiere.

"No se trata de que la Contraloría esté poniendo trabas al desarrollo, aquí cada organismo cumple su rol como tiene que hacerlo, sin embargo, esa interpretación a la norma urbanística ha generado situaciones complejas, obvio, porque nosotros hemos dicho A y la Contraloría ha dicho Z y eso ha trabado proyectos inmobiliarios. Ahora mi postura ahora no es buscar culpables sino resolver el asunto, entonces estamos llevando adelante procesos de reconsideración para que se corrija con argumentos esta situación".

Esta controversia mantiene preocupados a los inversionistas, por eso el Ministro insiste en que tampoco la solución es un enfrentamiento con la Contraloría. El tema central es quien interpreta la norma, y la Ley dice que la norma la interpreta el Ministerio de Vivienda, el problema es que la Constitución dice que la norma también la puede interpretar la Contraloría.

"Ante esto, nos hemos hecho cargo – como Gobierno – y se va a presentar un proyecto de Ley al Congreso sobre la legalidad urbanística o certeza jurídica, pero en paralelo tenemos que llegar a acuerdos con la Contraloría a través de estos recursos de reposición".

PROYECTO DE LEY PARA TRANQUILIZAR A INMOBILIARIAS Y VECINOS

El proyecto de Ley se entregó a la Secretaría General de la Presidencia ahora en marzo, allí lo tienen que analizar y realizar las consultas con el Ministerio de Justicia y luego ingresarlo al Congreso, pero en paralelo dice el Ministro, la Contraloría ha tenido una actitud de diálogo donde los equipos técnicos están trabajando en conjunto para solucionar el problema.

Las críticas las ha formulado principalmente la Cámara Chilena de la Construcción, preguntando derechamente cual es el rol que ha tomado el ministerio para solucionar esta controversia. Monckeberg advierte que "ellos (la CChC) saben que estamos trabajando para poder resolver este asunto y si bien entendemos su ansiedad, no hay que caer en la crítica fácil porque a veces puede ser injusta. Estamos trabajando en poder resolver estos conflictos que han detenido muchos proyectos inmobiliarios. Pero ojo, la "Certeza Jurídica" es para los dos lados, la certeza jurídica es para el desarrollador inmobiliario pero también para el vecino que se ve pasado a llevar muchas veces por proyectos que no respetan la norma, que invirtió, que vive en un barrio y que ve que su barrio cambió radicalmente porque le pusieron un edificio al frente con una interpretación errónea de la norma o porque hubo abusos derechamente. Por lo tanto vamos a apuntar a las dos aristas en este proyecto de Ley, para que los vecinos sepan que se va a construir en su barrio, para que se informen, para que puedan reclamar, que tengan un tiempo razonable para hacer sus descargos", dice el Ministro.

El proyecto incluye por ejemplo mejorar el desarrollo de los planos reguladores, mejorar la normativa, establecer un canal único de reclamación ante este tipo de situaciones, buscando ordenar, primero administrativo y después incluso judicial. Por ejemplo, si en un determinado sector se va a construir un centro comercial, se establecerá un periodo de difusión del proyecto para que los vecinos se enteren. Habrá un plazo para los reclamos, se establecerán canales con información clara.

"Yo tengo la mejor opinión de los desarrolladores inmobiliarios, pero hay que reconocer que ha habido proyectos aberrantes y eso ha significado que la Contraloría actúe. Nosotros hemos instalado políticas de Barrio, densificación equilibrada, crear ciudades amables, potenciar la vida de barrio. Así que nos estamos ocupando del tema, no solo preocupándonos".

Imagen foto_00000021

MUJERES LIDERAN SUBSIDIOS

Un dato no menor es que los principales beneficiarios del Ministerio de Vivienda son las mujeres, que llegan a un 72% de los subsidios habitacionales. Monckeberg destaca que además de eso, las principales articuladoras de los comités, las organizadoras de la demanda, quienes organizan las reuniones, quienes llevan adelante el trabajo con las familias, que dan confianza, que convencen y se esfuerzan por los proyectos habitacionales son las mujeres. Estadísticamente está comprobado que la mujer se preocupa más del techo propio que los hombres y además son más exigentes respecto por ejemplo a las encuestas de calidad de vida urbana. "El Ministerio de Vivienda no existiría ni se entiende ni tiene sentido ni razón si no es por las mujeres" dice el Ministro.

Imagen foto_00000001

LA POLITICA DE INTEGRACION HABITACIONAL

Una de las iniciativas controversiales y que tuvo su punto más álgido, fue la integración habitacional en Las Condes. La política habitacional no va a cambiar dice el Ministro, solo tendrá un agregado que es la integración, entendiendo el concepto como que todos tengan acceso a la ciudad, la ciudad para todos. "Que todas las familias independiente de sus ingresos, puedan optar a vivir en zonas bien ubicadas, bien equipadas. A eso apunta la integración territorial, pero la integración social, que son dos conceptos, busca generar más redes de apoyo. No solo se trata de que las personas con menos ingresos y menos oportunidades vivan cerca de aquellos que tienen más. Esto lo que pretende es que se generen esas redes de apoyo". Está comprobado dice el Ministro Monckeberg, que familias que lograron procesos de integración, los hijos de esas familias tienen mejores oportunidades que los que viven segregados en otros sectores.

 Imagen foto_00000013

"La integración nosotros la estamos haciendo también al revés, lo que pasa es que se conoce poco, vende poco. En La Pintana estamos llevando adelante proyectos de integración donde familias de ingresos medios quieran acceder a vivir en comunas más periféricas. Estamos partiendo con hijos de familias de la Pintana que les fue bien, que tienen un mejor empleo, mejores empleos y no se quieren ir de La Pintana. No tenemos por qué condenar a La Pintana a ser solo un sector de familias con menos ingresos, a mí no me gusta la palabra vulnerable, la encuentro fuerte", acota Monckeberg.

"Estamos trabajando en dos fórmulas de integración. Hay más de 120 mil proyectos en este sentido en todo Chile, edificios, por ejemplo, donde viven familias de ingresos medios y de menos recursos; ojo que esto no parte ahora, esto se viene haciendo hace muchos años, surge con un terreno pegado al río donde se dio un acuerdo entre Vitacura y Las Condes. Por otro lado tenemos un proyecto de Ley en el Congreso donde vamos a impulsar las zonas de integración donde haya beneficios urbanísticos. Por ejemplo, en la región de Valparaíso, Barrio Almendral, es un barrio que tiene el 20% del territorio de la ciudad de Valparaíso y viven 700 familias aproximadamente. En la noche es un cementerio, no anda nadie y en el día transita mucha gente pero es una zona deteriorada. Lo hemos conversado con el alcalde Sharp para generar una zona de recuperación e integración, con una norma que permita, por ejemplo decir, si un proyecto busca construir tres pisos, permitir seis o siete pisos con la condición que tengan viviendas de integración para ingresos medios e incluso para familias con subsidios. ¿Qué alternativa tiene el alcalde Sharp, qué alternativa tenemos nosotros?, mandar a las familias, literalmente a la punta del cerro a vivir, o mandarlos a Quilpué, a Quillota o La Calera porque allí los terrenos son más baratos".

LA RELACION CON EL ALCALDE DE VALPARAÍSO

El Ministro dice que le tiene fe al alcalde Jorge Sharp, dentro de las buenas relaciones que se han mantenido para permitir reactivar El Almendral bajo esa lógica de integración, lo mismo con otros sectores. Pero ojo que la baja en el crecimiento económico de la región se explica también por esta situación de la baja inmobiliaria. Pero en términos generales – afirma Monckeberg–hay confianza en que así como Sharp se alineó con el Parque Barón, al igual que otros actores, también se van a abrir las posibilidades, en clara referencia a las trancas que le ha impuesto al desarrollo inmobiliario en Valparaíso el alcalde del Frente Amplio.

Imagen foto_00000009

LA MUNICIPALIDAD NO ADMINISTRARÁ EL PARQUE COSTERO DE BARÓN

Respecto al Proyecto Barón el Ministro cree que en general la ciudad está a firme con el Parque que es un proyecto presidencial, incluso el mundo portuario. Ese alineamiento es porque con el proyecto del parque costero Valparaíso recupera su vocación de puerto, con una mejorada Bodega Simón Bolivar que generará ingresos para la mantención del parque, que – confirma Monckeberg – estará en manos del Ministerio de Vivienda a través del Serviu, tal como ocurre con otros parques urbanos en el país y con un desarrollo público – privado importante. "Como mantenemos el parque metropolitano u otros parques en todo Chile, así vamos a mantener el Parque Barón, asi que llamo a la tranquilidad a la ciudadanía" declara el Ministro.

El proyecto del Parque Barón no sólo es compatible con el proyecto ferroviario dice el Ministro, van de la mano incluso con el terminal de pasajeros.

UNA FRASE CON MALDAD

Fue en diciembre del año pasado cuando el Ministro estaba exponiendo en la Comisión de Vivienda, en el contexto de esa exposición, dijo "...es un debate transversal, sobre todo en un país donde la gran mayoría son o somos propietarios, no tenemos mucho más, porque es nuestro patrimonio. La casita, dos departamentos. Las personas más jóvenes piensan que su patrimonio va por otro lado, pero hoy día, no sé los porcentajes, no los manejo, pero el porcentaje altísimo del patrimonio es la propiedad, asociado una casa, un departamento, una casa en la playa o un terreno". Eso generó la polémica nacional donde hasta de su mismo sector, Ivan Moreira dijo que habían sido "declaraciones poco afortunadas, que parecían una burla a los chilenos".

Monckeberg dice que el mismo día pidió las disculpas correspondientes a quienes se hayan sentido ofendidos y aclara que "lo típico es decir que me sacaron de contexto, pero es evidente también que no solo me sacaron de contexto, me cortaron una frase y la viralizaron. Producto de esta entrevista podrías cortar una frase y viralizarla y me perjudicas eternamente. Lo que hicieron ahí en forma maliciosa fue cortarme una frase y viralizarla y así no se actúa en política. Y hubo un Diputado que a lo mejor no la cortó él la frase, pero sí la viralizó. Fue la manera más fácil de hacerse conocido."

EN OCHO AÑOS VAMOS A TENER UN CERRO URBANIZADO EN EL CAMPAMENTO MANUEL BUSTOS

En el caso de las políticas habitacionales una de las grandes complicaciones que tienen los Gobiernos, son sin duda los Campamentos. En el caso de la región de Valparaíso la situación es particularmente más compleja porque Viña del Mar y Valparaíso concentran la mayor cantidad de ellos y los más grandes a nivel nacional.

Las primeras acciones que se generaron fue actualizar el catastro de Campamentos, porque había un desorden en esta materia, los Campamentos estaban invisibilizados dice Monckeberg. "Lo que se había hecho anteriormente fue un catastro del 2011 y solo los de ese catastro podrían aspirar a tener una vivienda y los demás Campamentos que se habían creado no los tenían. Lo que se había hecho por la administración anterior era que tenían que hacer la fila para postular como lo hacen los allegados o cualquier otro beneficiario. Nosotros pensamos que las familias de los Campamentos si bien tenían que seguir esa lógica, también requerían un trato especial y no seguir invisibilizándolos o escondiéndolos, sino que ser capaces de mostrar esa realidad. Hicimos la actualización del catastro y a nivel nacional arrojó 822 Campamentos, 182 en la región de Valparaíso. Logramos los procesos de cierre de 73 Campamentos, 16 en la región de Valparaíso".

 Imagen foto_00000023

LA MANO DE MONCKEBERG EN EL CAMPAMENTO MANUEL BUSTOS

Cuando hablamos de gestión de cierre, es distinto a decir cerrar un Campamento. Monckeberg explica estos conceptos de la siguiente manera, dice que "En el caso del campamento Manuel Bustos partimos con la Gestión de Cierre. Ese Campamento se va a quedar ahí, pero con un proceso de urbanización del cerro. A las familias de Manuel Bustos las trajeron hasta a La Moneda a pasearse con la Presidenta Bachelet prometiéndoles soluciones y no se hizo. Nosotros sí resolvimos el tema de Manuel Bustos que es el Campamentos más grande de Chile con más de mil familias y probablemente más de mil 200 viviendas. Se inició la urbanización, se inició la pavimentación. El proceso en estos tres años será la primera etapa, con alcantarillado, iluminación y otras obras, después viene una segunda etapa donde las familias van a poder optar a los subsidios de mejoramiento y ampliación de viviendas, por eso en ocho años vamos a tener un cerro urbanizado y no un Campamento en Manuel Bustos".

Las condiciones de habitabilidad y urbanización se van a dar en los próximos tres o cuatro años asegura el Ministro, eso les permitirá a los vecinos "vivir con dignidad" dice y agrega que "les permitirá a las personas decir que esto dejó de ser un campamento y pasó a ser un barrio".

Luego de esos tres años del proceso de urbanización, viene una segunda etapa de mejoramiento, por eso se habla de un proceso terminado en ocho años, aun cuando se reconoce que probablemente surjan otros campamentos o ese mismo sector se expanda.

Monckeberg agrega que existe otra forma de terminar con un campamento, como ocurrió con el Campamento Juan Pablo Segundo "Ahí lo que hicimos fue sacar a las familias, darles subsidio de arriendo y construir ahí en ese terreno un conjunto habitacional. Eso se puede hacer en los Campamentos más pequeños donde además había viviendas más precarias. El Manuel Bustos es inmenso y además ya no era precario, porque fue avanzando a condiciones de mucho mayor estabilidad, las familias querían quedarse ahí, el barrio se estaba desarrollando, la ciudad estaba engoblando al Campamento, así que lo que había que hacer era urbanizar y dejar a las familias con sus títulos de dominio".

El Ministro reconoce que si bien en materia de costos, la urbanización era más cara que erradicar a las familias, "el Ministerio de Vivienda aprendió que esto se debe co-diseñar. Esas decisiones donde se cerraban campamentos y se mandaba a las familias a otras regiones incluso, ya no existen, nosotros tratamos de que las familias mantengan su sentido de pertenencia con el Barrio, hay un co-diseño, una estrategia pensada con los mismos vecinos".

"Distinto es lo que ocurre con el caso de la toma Naciones Unidas de Viña del Mar, porque ahí fue en terrenos privados y los privados siguieron el curso de las acciones y ejercieron sus derechos de pedir el desalojo de esas familias principalmente de migrantes. Nosotros los podemos ayudar desde el punto de vista social, pero acceso a la vivienda, ellos tienen que estar regularizados. El Presidente ha sido súper claro, bienvenido los migrantes pero acceder a ciertos beneficios tienen que estar regularizados y cumplir con la normativa", dijo el Ministro.

 Imagen foto_00000024

EL DESAFÍO DE LOS TRES AÑOS

"Al cabo de los próximos tres años, que es lo que nos queda de Gobierno, evalúenme. Nosotros estamos en Gestión de Cierre en torno a 200 Campamentos. Porque no es tan fácil como decir viven 40 mil familias y construir casas y listo. Aquí hay todo un proceso para resguardar la sensibilidad y el compromiso de barrio. Es mucho mayor y de una complejidad que va más allá de sumar 2 más 2 son 4. Hay que hacer las cosas bien y con los vecinos como lo estamos haciendo concretamente en el Manuel Bustos" puntualiza Monckeberg.

YO SOY POLITICO Y NO VOY A VOLVER AL SECTOR PRIVADO.

"Yo soy político, me encanta la política, me encanta lo público, soy abogado y he ejercido la profesión en el sector privado pero no volvería al sector privado y lo quiero dejar bien en claro. Estoy feliz siendo Ministro y no solamente feliz sino que agradecido del Presidente que me dio la posibilidad de ser Ministro y además Ministro de esta cartera y uno tiene que reconocer esos agradecimientos cuando corresponden. Yo no pedí esta cartera, me llamó y me ofreció. Pocos son Ministros de Estados y pocos de esta cartera". ¿Qué vendrá por delante? Se autopregunta el Ministro y el mismo se responde "Dios dirá, o el destino, pero es evidente que no me voy a ir para la casa ni al mundo privado, no. Yo voy a seguir en lo público".

YO NUNCA VOY A DESCARTAR NADA, PERO ESE NO ES EL TITULAR.

¿Le interesaría una región? Porque al senado no podría porque va a ir su señora y sería difícil eso, como Diputado no va a volver porque ya cumplió esa etapa.

Vamos viendo que pasa

Porque no ha visto La Moneda, todavía ¿o sí?

Hay que ver que pasa más adelante

¿Le gustaría ser Gobernador Regional en Santiago o Valparaíso?

Por eso te digo, hay que ir viendo que pasa. Lo que quiero decir es que hoy día estoy concentrado en mi pega de Ministro pero evidentemente yo voy a seguir en lo público y en algún minuto voy a tener que tomar decisiones. Y todas las alternativas son posibles, ya sea apoyar para que tengamos un segundo Gobierno, o porque sea candidato a alguna opción que mi partido me plantee formalmente, pero eso será en su minuto, por ahora estoy concentrado en lo que es el Ministerio, en la Gestión y que nos vaya bien.

¿Entonces no descarta Valparaíso como Gobernador Regional o Santiago?

Insisto, te puedo decir que voy a seguir en lo público, en la política.

Yo nunca voy a descartar nada, pero no es ese el titular (ríe)....

Imagen foto_00000025

PURANOTICIA

NOTICIAS RELACIONADAS
barra titular
OTRAS NOTICIAS DESTACADAS
barra titular
Solicitud para destituir a cores Percy Marín y Mauricio Araneda no requiere de quórum
Regiones 09:50 La Ley 19.175 señala que a criterio de cada consejero regional quedará la presentación de un requerimiento para solicitar la destitución de ambos cores.
Senadores gastaron $5,3 millones en combustible durante el receso legislativo: conozca el listado
Nacional 07:37 34 de los 43 senadores gastaron dinero en combustible durante el mes de vacaciones, 16 de los cuales no presentaron una justificación del gasto ante la fiscalía del Senado.