Colegios Particulares Subvencionados en la mira: ¿Son fiscalizados realmente las clases On-Line, deben pagar los apoderados las mensualidades sin clases presenciales?

Asociación de consumidores llaman a los organismos a pronunciarse, mientras Superintendencia de Educación dice "ejercer una presión fiscalizadora en este momento es bastante complicado "
Icono Whatsapp
Icono Twitter
Colegios Particulares Subvencionados en la mira: ¿Son fiscalizados realmente las clases On-Line, deben pagar los apoderados las mensualidades sin clases presenciales?
Nacional , Viernes 15 de mayo de 2020 a las 22:02 horas

Una realidad compleja están viviendo una serie de padres y apoderados de todo el país junto a sus hijos desde que se desató la Pandemia del Coronavirus en Chile y se acabaron las clases presenciales en marzo pasado a solo días de haber iniciado el año escolar 2020.

Junto a la compleja tarea de reunir los recursos para la compra de uniformes y útiles, muchos de los cuáles quizás no se ocupen durante el año, vino el compromiso del pago de las colegiaturas de los colegios, sobre todos de aquellos denominados particulares-subvencionados.

Tal como lo reveló Puranoticia.cl durante esta semana, el Presidente de la Agrupación que reúne a estos establecimientos en el país, José Valdivieso, al menos un 20% de los colegios de este tipo en Chile reciben un co-pago por parte de padres y apoderados en montos que van desde los 10 mil pesos y que pueden incluso llegar a los 85 mil pesos mensuales.

LEE TAMBIÉN: Educación en Chile en tiempos de Pandemia: El "Co-Pago" de Colegios particulares subvencionados que ahoga a la clase media y genera "lobby" de sostenedores

APODERADOS NO ESTARÍAN PAGANDO

Puranoticia.cl conversó tanto con el Presidente de la Agrupación de Colegios Subvencionados de Chile, José Valdivieso, como también con la Presidenta de los Padres y Apoderados de la Región de Valparaíso, Fabiola Echeverría, ambos coincidieron en que existe un baja considerable en la recaudación por parte de estos establecimientos de las denominadas mensualidades ó co-pago.

Estos establecimientos que de acuerdo a la nueva ley de educación son sin fines de lucro y en su general se transformaron en fundaciones cuentan con una fuente de financiamiento compartida, por una parte la subvención que reciben por parte del estado y por otro el co-pago del apoderado, el porcentaje de cada ítem de ingreso va variando según el valor de la mensualidad que deben pagar los padres del alumno, entre más alto el co-pago más baja la subvención.

Las razones aludidas por los cuáles los padres y apoderados no estarían pagando las mensualidades son diversas, pero esencialmente se centran en dos grupos, el primero de ellos son quienes han perdido sus fuentes laborales y sobre todo debido a que este nicho es ocupado por pymes y emprendedores que han tenido que cerrar por la pandemia sus fuentes de ingresos que ya venían mermadas desde el llamado "estallido social" de octubre.

Pero por otro lado hay una serie de padres y apoderados que han evocado como principal causa de no estar cancelando las mensualidades es que efectivamente estos colegios particulares subvencionados no están cumpliendo con lo esencial en el acuerdo firmado año a año en el llamado "contrato", las clases presenciales y que la modalidad on-line no sería más que un envío compulsivo de guías sin explicación alguna abrumando de sobre manera a los padres y no logrando entregar de buena manera el plan educativo.

LEE TAMBIÉN: Clases On-line: 320 denuncias contra Colegios en Sernac y Superintendencia

Imagen foto_00000001

CLASES ON-LINE CUESTIONADAS

Tras conocerse la suspensión de las clases los diferentes establecimientos educacionales comenzaron a hablar de las denominadas, clases on-line, es sabido que existen múltiples plataformas, gratuitas muchas de ellas y que solo requieren de una conexión a internet para funcionar, que se pueden adaptar perfectamente para una sala de clases virtual.

De hecho una serie de colegios particulares han podido sostener clases interrumpidas con sus alumnos bajo esta modalidad, ¿porqué se produce tal diferencia?.

Uno de los cuestionamientos que se realiza es que justamente la calidad del personal docente es muy diferente a la de la educación privada que la de los subvencionados particulares, cuesta creer que existan profesores que no tienen las competencias para el correcto envió por ejemplo de guías para los alumnos, muchas vienen con errores de formato para su impresión y lo que es peor con cero posibilidad de llevarla a cabo por los propios niños generando frustración en padres, apoderados y alumnos, pero esto es reafirmado por el propio Presidente de la Asociación de Colegios Particulares Subvencionados, José Valdivieso al preguntarle sí falta mayor capacitación por parte del gremio de profesores en el manejo de herramientas de Internet.

Valdivieso contesta, "obviamente, nadie estaba preparado para eso, existían las tecnologías dentro del aula, pero nunca estuvimos preparado nosotros para entregar clases remotas y eso es obvio. De hecho gran parte que han ocupado los docentes estas semanas ha sido en capacitarse en el manejo de estas nuevas tecnologías".

Le contra preguntamos al Presidente que agrupa a los Colegios Subvencionados sobre que estás "nuevas tecnologías" son aplicaciones al parecer muy sencillas de usar y de rápido manejo como por ejemplo el "Zoom", ¿cree usted que a un profesor le cueste tanto entender cómo funciona el zoom?.

Ante esto contesta, "bueno quizás para usted es fácil... pero hemos tenido profesores que le ha costado entender cómo funciona el Zoom, no solo por su aplicación, sino por la forma de manejo y de la entrega por ejemplo remota de contenido, las evaluaciones que se puedan hacer, de la seguridad de saber si el alumno está al otro lado ó no... esto no significa que todos están preparados".

RESPUESTAS AGRANDAN LAS DUDAS

Tras escuchar la respuesta de José Valdivieso en vez de aclarar las dudas sobre si realmente existe ó no la capacidad para desarrollar clases y entrega de contenidos en forma no presencial y por ende dar cumplimiento al contrato que tienen con padres y apoderados a quienes sí se les está exigiendo el co-pago, las dudas se agrandan.

Imagen foto_00000004

QUIEN DEBE DETERMINAR SI SE CUMPLE Ó NO EL CONTRATO

Al ser un acuerdo entre privados, una fundación sin fines de lucro y un padre ó apoderado, el contrato guste ó no al concepto se trata de una transacción "comercial" en donde hay un proveedor de un servicio, en este caso el colegio, y un "consumidor" de ese mismo servicio que es el padre y el apoderado, es por eso que es el Sernac, justamente el Servicio Nacional del Consumidor quien debe dirimir sí corresponde ó no cancelar ese co-pago tan exigido hoy por los Colegios Particulares Subvencionados.

De hecho la Superintendencia de Educación envió un oficio al Sernac precisando los aspectos normativos que deben cumplir los establecimientos privados y particulares subvencionados, respecto a la prestación de servicios educacionales que deben cumplir.

El documento explica que, si el servicio educacional se ve paralizado por alguna circunstancia excepcional, como ocurre ahora, el establecimiento debe mantener en funcionamiento algunos otros servicios, como el suministro de alimentación y el cuidado de niños que asistan voluntariamente al colegio, sobre todo en aquellos sectores socioeconómicos donde el colegio es la única instancia de custodia para la familia.

Respecto a la suspensión de clases, la Superintendencia señala que los colegios deberán recalendarizar el año escolar, para así cumplir los contratos con los apoderados, y para ello se permitirá diseñar un plan excepcional "que no considere asistencia presencial de los estudiantes".

¿Han re-calendarizado el año escolar estos establecimientos?, es una duda abierta a los padres y apoderados quienes se quejan que solo están recibiendo guías y más guías, junto a los correspondientes "avisos de cobranza" en el pago de mensualidades.

ASOCIACIÓN DE CONSUMIDORES Y EL DURO LLAMADO A LAS INSTITUCIONES

La Organización de Consumidores y Usuarios, ODECU, realizó esta semana una solicitud de intervención y del ejercicio de las facultades legales que les otorga la institucionalidad determinando la procedencia y requisitos mínimos de la educación a distancia en cada uno de los niveles, y sus efectos sobre el monto y la proporcionalidad de las mensualidades.

ODECU ya había solicitado la intervención al Sernac y Superintendencia de educación superior a finales del año pasado, con ocasión de las clases a distancia prestadas con ocasión del estallido social, sin tener respuesta a la fecha de hoy por parte de los organismos competentes, es decir Superintendencia y Sernac sobre este tema.

El Presidente de ODECU, Stefan Larenas Riobó, enfatiza que "el rol de la autoridad es fijar parámetros respecto a los cobros por educación en este periodo de excepción constitucional. No parece razonable mantener las mismas condiciones de prestación de servicio en un escenario normal, con asistencia a las aulas, que en uno donde se realiza todo a distancia. Esto debe ser considerado desde los jardines infantiles, pasando por los colegios y liceos particulares pagados, hasta los establecimientos de educación superior".

Además, agrega que "Sernac, la Superintendencia de Educación y la Superintendencia de Educación Superior cuentan con facultades legales para fiscalizar y revisar esta situación, el tema es que no las está ejerciendo, y ante la falta de respuesta a la solicitud de intervenciones que hemos hecho desde el año pasado, es que decidimos reiterar".

Imagen foto_00000002

ODECU plantea que los consumidores requieren de la autoridad reglas claras sobre los parámetros objetivos que definen el deber de profesionalidad de la institución de educación, en la prestación de sus servicios a distancia; reglas que permitan determinar la necesaria equivalencia entre los servicios contratados y los prestados alternativamente; reglas que permitan verificar la necesaria proporcionalidad entre los pagos mensuales y los servicios recibidos; que se fiscalicen dichos parámetros y se hagan públicos los resultados, de manera que frente a incumplimientos los estudiantes puedan ejercer sus derechos, especialmente a devoluciones, indemnizaciones y reparaciones conforme establece la ley.

"En este sentido, los consumidores requieren saber qué derechos tienen, en circunstancias que el servicio es prestado a distancia, de manera que puedan determinar si en su caso concreto, el establecimiento está o no cumpliendo sus obligaciones; si el servicio prestado es equivalente o no; y si el cobro es proporcional o no", finaliza Larenas.

LA RESPUESTA DEL SUPERINTENDENTE DE EDUCACION DE LA REGION DE VALPARAISO : " ejercer una presión fiscalizadora en este momento es bastante complicado "

Mario Gomez es el Superintendente de Educación de la Región de Valparaíso quien recibió el llamado de Puranoticia.cl con la excusa en primera instancia que no podía dar entrevistas y que debíamos someternos a un "conducto regular" de enviarle por correo a su equipo comunicacional las preguntas ó consultas que les quisiéramos plantear.

Ante nuestra insistencia y de igual manera al consultarle por este tema de quien debe fiscalizar a los colegios particulares subvencionados y que hacen con aquellos recursos que reciben por parte de apoderados y del mismo estado, el Superintendente nos responde que "tienes que comunicarte con el ministerio de educación, con el área subvenciones porque nosotros no vemos eso".

Imagen foto_00000003

Le preguntamos a Mario Gomez, Superintendente de Educación sí a ellos les compete fiscalizar la entrega de contenidos académicos por parte de los Colegios Particulares Subvencionados, ante eso el nos contesta "no... los contenidos los ve el Ministerio de Educación" ante ambas negativas le preguntamos ¿cuál es el rol de la Superintendencia entonces? y el responde "fiscalizar el uso de recursos principalmente y denuncias, en el fondo nosotros somos un ente fiscalizador igual que las otras Superintendencias que velan que el recurso que el estado asigna se utilice en lo que corresponda gastar".

¿Y en este contexto de Pandemia como ustedes están supervisando que ese dinero de la subvención se esté ocupando de buena forma para entregarle los diferentes contenidos educativos a los niños por parte de los colegios?.

"Existe en la Superintendencia un proceso aclaratorio que se da anualmente y ese proceso terminó en abril".

¿Pero hoy puedes saber como Superintendente de la Región de Valparaíso sí un colegio está entregando en esta época de pandemia el contenido?, ¿No es tema para usted?.

"No.. nosotros no vemos nada técnico pedagógico, eso es resorte del Ministerio de Educación".

¿Entonces ustedes como Superintendencia ahora en medio de esta pandemia no tienen mucho trabajo?.

"No.. nosotros todos en estos momentos estamos con teletrabajo, todos los programas que se están viendo son a distancia... la verdad que la gente no viene.... y las denuncias se están subiendo a un portal".

Le hacemos ver al Superintendente de la Región de Valparaíso que nos sorprende su respuesta, sobre todo entendiendo que en la web oficial del organismo queda estipulado que la misión de esta entidad es "asegurar una educación de calidad, resguardando derechos, promoviendo el cumplimiento de deberes y garantizando igualdad de oportunidades para todos los niños, niñas y jóvenes de Chile", situación que a la luz de los hechos relatados en esta nota no se estaría cumpliendo.

Ante este punto Mario Gomez dice "bueno... nosotros igual podemos recibir la denuncia, pero lo que pasa es que tenemos que derivarla a los organismos correspondientes, en este caso al Ministerio para que ellos vean sí efectivamente el contenido técnico-pedagógico se está cumpliendo o no... y esa respuesta nos llega a nosotros desde un conducto interno y después de esas respuestas vamos viendo sí es necesario fiscalizar o no".

¿Súper burocrático el sistema o no? ..."así es el sistema" responde el Superintendente.

Tras aquella respuesta le hacemos saber al Superintendente de Educación de la Región de Valparaíso que consignaremos en la nota las respuestas dadas, ante eso el nos dice "es que además tú me estas llamando al teléfono particular"... ante aquello le preguntamos que sí lo llamamos a otro teléfono a lo mejor nos podría dar otro tipo de respuestas, ante aquello nos reitera que nos acojamos al conducto regular de hacerle las preguntas vía correo, pero de igual forma nos sigue contestando.

Agrega Mario Gomez que al no estar en clases los alumnos ellos como Superintendencia "de alguna manera los servicios (de la Superintendencia) están en el mínimo producto de esta pandemia, además que ejercer una presión fiscalizadora en este momento es bastante complicado para los establecimientos que la gente no está, está solamente el director en el colegio".

¿Pero de acuerdo al Ministerio el sistema educativo sigue funcionando?. "Sigue funcionando pero con todas las particularidades que sabemos de cómo está funcionado".

¿Está funcionando a medias entonces? "Está funcionando con las particularidades que conocemos... yo también soy papá, soy apoderado y también estoy viviendo el mismo proceso".

¿Usted tiene su hijo en un colegio particular subvencionado?. "Sí.. claro" contesta el Superintendente Mario Gomez, ante aquello le preguntamos ¿y a usted le están cumpliendo?, él responde "sí.. yo encuentro que sí".

¿ Y EL CHAPULIN COLORADO?

¿Y ahora quién podrá ayudarnos?... parece ser la pregunta obligada que deben hacerse padres y apoderados que escogieron con esfuerzo uno de estos establecimientos particulares subvencionados, los mismos que hasta se amanecieron en interminables colas esperando que el número sorteado apareciera en la tómbola que les permitiera entrar a este tipo de establecimiento que justamente aportando el esfuerzo adicional del co-pago podrían entregarle una educación de mejor calidad a sus niños.

Lo preocupante es que los sostenedores de colegios parecen estar más preocupados de cómo resolver sus problemas de flujo que serían originados por el no pago de este ingreso adicional a la subvención estatal solicitando mesas de trabajo ó reuniones con parlamentarios, usando los mismos recursos de antaño cuando se acercaban al parlamento en pos de que se postergara la ley de educación, los mismos que se niegan a adelantar el proceso de gratuidad, en vez de dar cumplimiento al contrato que firmaron con miles de padres y apoderados.

LEE TAMBIÉN: Educación en Chile en tiempos de Pandemia: El "Co-Pago" de Colegios particulares subvencionados que ahoga a la clase media y genera "lobby" de sostenedores

Es de esperar que aquellos parlamentarios y políticos en general que acuden a este tipo de reuniones actúen en pos del apoderado, padre ó alumno que hoy reclama que sus "derechos" sean resguardados, los que por ahora, "son comerciales", por algo lo ve el Sernac y no estén más preocupados de solucionarle el problema de flujo a los "sostenedores" de colegios para el día de mañana cobren el favor de una manera distinta en tiempos de campaña.

¿Quién fiscaliza realmente que se entreguen los contenidos, se deberán pagar las mensualidades?, preguntas sin resolver hasta el momento y que sin duda terminarán por agobiar los bolsillos de igual manera a padres y apoderados, independientes sí cumplieron ó no lo pactado... muchos van a cancelar igual aquellas mensualidades con el afán de guardar aquel esquivo cupo en el colegio que tanto costó conseguir... pasando por alto los "derechos" de una clase media agobiada que ven en este tipo de colegios una esperanza de buena educación para sus hijos.... en el fondo sartén por el mango de las llamadas "fundaciones sin fines de lucro" y una vez más la "clase media" sin un Chapulín Colorado.

 Imagen foto_00000012

PURANOTICIA

 

NOTICIAS RELACIONADAS
barra titular
OTRAS NOTICIAS DESTACADAS
barra titular
Reportan la cifra diaria más alta de fallecidos a causa de la pandemia: 92 víctimas fatales
Nacional 10:59 Con este nuevo reporte, ya son 1.448 los fallecidos a causa del Covid-19, según dio a conocer el Ministerio de Salud en su reporte diario del coronavirus.
4.207 casos nuevos elevan cifra de contagiados con coronavirus a 122.499 personas
Nacional 10:49 Del total de casos confirmados, 21.693 personas son casos activos, es decir, aún tienen la capacidad de contagiar la enfermedad pulmonar.