No se necesitan humanos: California permite las pruebas de autos sin conductor

Las nuevas regulaciones entrarán en vigor el próximo 2 de abril.
No se necesitan humanos: California permite las pruebas de autos sin conductor

El lunes pasado fueron aprobadas en California (EE.UU.) las pruebas de vehículos sin conductor y su uso público en las carreteras de ese estado, lo que fue considerado como "un gran paso para la tecnología autónoma", indicó Jean Shiomoto, director del Departamento de Vehículos Motorizados (DMV, por sus siglas en inglés).

Antes, los vehículos autónomos sólo podían ser probados con un conductor designado. Las regulaciones entrarán en vigor el 2 de abril de 2018, y el DMV podrá comenzar a emitir permisos desde esa fecha.

"La seguridad es nuestra principal preocupación, y estamos listos para empezar a trabajar con los fabricantes que estén preparados para probar vehículos completamente sin conductor en California", sostuvo Shiomoto en un comunicado.

El DMV está obligado a adoptar reglamentos que cubran tanto el ensayo como el despliegue de vehículos autónomos. En septiembre de 2014 entraron en vigor las normas de ensayo, que exigen un conductor detrás del volante. Hasta la fecha, 50 fabricantes disponen de un permiso para probar vehículos autónomos con conductor.

Ahora, con esta nueva normativa, los fabricantes de vehículos recibirán del DMV un permiso para pruebas sin conductor, y deberán someterse a requerimientos adicionales si desean probar un vehículo autónomo sin una persona a cargo o permitir que el público utilice esa tecnología autónoma.

PURANOTICIA / RT

NOTICIAS RELACIONADAS
barra titular
OTRAS NOTICIAS DESTACADAS
barra titular
Vocero de la Corte Suprema confirmó amenazas a juez que indaga casos de DD.HH
Nacional 15/02/2019 Lamberto Cisternas señaló que la situación afectó al ministro en visita por casos de Derechos Humanos, Jaime Arancibia.
Nuevo dolor de cabeza para Reginato: Acogen demanda de inmobiliaria contra el municipio de Viña
Regiones 15/02/2019 Firma acusa al municipio de cometer errores en los permisos de edificación de una obra que se realizaría en el sector de Santa Inés.