Evo Morales acusa a "la oligarquía chilena" por el fallo de La Haya

"Ahora la oligarquía chilena, no el pueblo, nos quiere desestabilizar, dividir, no solo por el tema marítimo", sentenció.
Evo Morales acusa a "la oligarquía chilena" por el fallo de La Haya
Internacional , Domingo 7 de octubre de 2018 a las 07:10 horas

El presidente Evo Morales señaló que la "oligarquía" chilena realiza una "conspiración abierta", afirmando que la derecha boliviana no puede "ser su instrumento" por tratarse de traición a la patria.

"Escuchando las palabras de un ex Presidente de Chile, no vamos a dialogar con Evo, conspiración abierta, ese no es el pueblo chileno, son oligarquías", dijo el mandatario, según la Agencia Boliviana de Información (ABI).

Morales hacía referencia al ex Presidente Eduardo Frei, quien indicó que espera que un mandatario electo que tenga disposición a dialogar sobre las relaciones entre ambos países.

Ante un posible alzamiento de un candidato presidencial de derecha en Bolivia, Morales señaló que no puede ser "instrumento de dominación de la oligarquía chilena, si va a ser instrumento de la oligarquía sería traición a la patria".

Además, aludió a que las "oligarquías chilenas" fueron las que invadieron territorio boliviano en 1879 y que buscan "dividirnos" para robar los recursos.

"Ahora la oligarquía chilena, no el pueblo, nos quiere desestabilizar, dividir, no solo por el tema marítimo", sentenció y reiteró que jamás dejará la reivindicación marítima, a pesar del fallo en la Corte Internacional de La Haya.

PURANOTICIA

 

NOTICIAS RELACIONADAS
barra titular
OTRAS NOTICIAS DESTACADAS
barra titular
Piñera a Maduro en Cúcuta: "No dejo de preguntarme cómo una persona puede tener tanta ambición"
Internacional 16:16 "No puede haber nada más cruel que un gobierno que le niega y le cierra los caminos de la ayuda humanitaria que su propio pueblo tanto necesita", expresó el Mandatario.
Fiscalía pidió cerrar investigación contra Javiera Blanco por caso Gendarmería
Nacional 14:02 El fiscal Francisco Ledezma determinó que no hubo engaño ni perjuicio para el Fisco, y que los funcionarios cuestionados prestaron servicios reales.