Integrantes de Rammstein se besaron en protesta a políticas anti LGBT de Rusia

Paul Landers y Richard Kruspe hicieron una pausa en su presentación en el estadio de Moscú y procedieron a besarse frente a unas 50 mil personas.
Integrantes de Rammstein se besaron en protesta a políticas anti LGBT de Rusia
Espectáculos , Miércoles 31 de julio de 2019 a las 17:54 horas

Los integrantes de la banda alemana Rammstein, Paul Landers y Richard Kruspe, detuvieron por un momento su presentación en el estadio Luzhniki de Moscú, en Rusia, para darse un beso en la boca.

Esto, a modo de protesta en contra de las políticas anti LGBT que se llevan a cabo en aquel país.

La banda alemana compartió la foto del momento en su cuenta oficial de Instagram y generaron, de inmediato, alto impacto entre sus fanáticos.

"Te amamos Rusia", fue el mensaje que se lee en la instantánea, que supera los 227 mil likes.

El acto de los músicos alemanes no sólo viene siendo aplaudido por sus miles de fanáticos en Rusia, sino también en otras partes del mundo, tal y como se dejó ver en los comentarios.

Cabe recordar que Rusia en un país muy estricto en cuanto a la ideología LGBT. Incluso, existe un acta que prohíbe cualquier tipo de propaganda hacia esa orientación sexual o cualquier acción que haga eco de relaciones entre personas del mismo sexo.

Mira la fotografía:

Imagen foto_00000001

PURANOTICIA

NOTICIAS RELACIONADAS
barra titular
OTRAS NOTICIAS DESTACADAS
barra titular
Nuevo escándalo financiero en Viña del Mar: Municipio no ha cobrado millonarios montos por concepto de entrada en Casino Municipal, que podría derivar en término de concesión
Regiones 20:36 Municipio de Viña del Mar ha dejado de cobrar al menos 1.000 millones de pesos por concepto de entradas en el tradicional Casino de la Ciudad Jardín.
Crisis ambiental en Quintero: Lo bueno, lo malo y lo feo, a un año del primero de los graves episodios de contaminación
Regiones 22:33 Pese a la serie de medidas adoptadas por las autoridades del Gobierno, los problemas no cesan en Quintero y Puchuncaví. La "zona de sacrificio" sigue sufriendo con la contaminación generada en el cordón industrial.