Inminente cierre de Colegio Winterhill de Viña del Mar moviliza a la comunidad escolar

450 alumnos se verían afectados además de profesores y asistentes de la educación.
Inminente cierre de Colegio Winterhill de Viña del Mar moviliza a la comunidad escolar
Regiones , Martes 23 de octubre de 2018 a las 09:52 horas

Fue a través de un comunicado de la sociedad sostenedora cuando la comunidad escolar del colegio Winterhill de Viña del Mar se enteró de que la junta de socios había tomado la decisión de cerrar el establecimiento.

La comunicación que fue distribuida entre los apoderados indica que el 19 de octubre pasado la Asamblea de Socios y después de un "intenso" debate la unanimidad de los socios acordó el cierre del Establecimiento.

El documento argumenta que entre las razones de la decisión se cuentan que el Colegio tiene una planilla de remuneraciones mucho más alta en relación a los ingresos que reciben, además culpan a algunos apoderados de no cancelar a tiempo el Co-Pago lo que genera un alto nivel de morosidad y una baja asistencia de los alumnos.

Por estas razones la Corporación Educacional del Colegio Winterhill argumentó que con el alto nivel de insolvencia económica, se corre el alto riesgo de no poder cumplir con las obligaciones laborales y previsionales de los trabajadores.

Por su parte los apoderados, trabajadores y alumnos han entregado una respuesta también a través de una comunicación interna donde califican de abrupto y dramático el cierre del colegio

La principal preocupación de los apoderados y alumnos, es que los procesos de postulación en la mayoría de los colegios están cerrados, por lo que quedarán más de 450 estudiantes sin espacio educacional el próximo año lectivo, y alrededor de 80 trabajadoras y trabajadores quedarán sin su fuente laboral.

HISTORIAL DE COMPLICACIONES

Pero las complicaciones del Colegio Winterhill no son nuevas y se vienen arrastrando desde hace varios años donde por ejemplo el año 2011 los estudiantes se "tomaron" el Colegio por una serie de incumplimientos que aseguraron los alumnos la Dirección no había cumplido, básicamente relacionados con infraestructura y mejoramiento de los contenidos educativos.

En esa oportunidad el grupo que adoptó la "toma" fue minoritario y se hizo sin consulta al resto de los estudiantes, sin embargo todos adhirieron al movimiento.

Posteriormente en enero de 2016 la comunidad escolar anunció una serie de acciones de protesta por el despido de la profesora Patricia Poblete, a quien se le atribuía una importante tradición docente en el establecimiento, desvinculación que generó una tensa situación al interior entre la Dirección y los apoderados.

El despido de la profesora Patricia Poblete desencadenó una serie de movilizaciones tanto de los alumnos como de los apoderados, quienes en julio de ese mismo 2016 exigieron a los directivos que cumplieran una serie de peticiones relacionados con mejoras en la infraestructura y calidad académica.

Sin embargo según los mismos apoderados en términos generales las molestias con los directivos se centraron en lo que acusaron como "traición" a los postulados originales del Establecimiento.

NACIMIENTO EN PLENA DICTADURA

El Colegio Winterhill, fue fundado en 1975 en Viña del Mar por la Profesora María Isabel Rubio, quien en esa época mantenía un taller Psicopedagógico. En la creación del Colegio participan otros dos docente, todos motivados según reconoce el mismo establecimiento en su página web, para "rescatar los logros democratizadores del sistema educacional chileno habidos hasta el once de Septiembre de 1973, que permita educar en libertad y que fuese una fuente de trabajo para los profesores perseguidos por el gobierno militar". Atendiendo estos postulados contrarios a la Dictadura, hace que reciban el apoyo del entonces Comité Pro Paz, representado en Valparaíso por el sacerdote José Gutiérrez (padre "Pepo").

En Agosto de 1978 el Colegio es reconocido oficialmente por el Ministerio de Educación y recibe el Decreto Cooperador de la Función Docente del Estado. El año 1980 egresa del Colegio la primera generación de alumnos de Cuarto Año Medio, compuesta por 12 estudiantes.

El año 1976 la Directora del Colegio crea una sociedad anónima conformada por los todos los profesores del Colegio, generando así la propiedad colectiva de la institución. El año 1978, el Colegio presenta su proyecto educacional a la organización holandesa ICCO (Sigla que representa al conjunto de Iglesias Cristianas de Holanda) quienes apoyaban experiencias de trabajo comunitario de trabajadores en Chile. Desde esa organización reciben 160 mil dólares como aporte, con el compromiso que se entregaran alguna beca o beneficio educacional a hijos o familiares de personas afectadas por las políticas represivas de la dictadura militar, condición que se cumplió hasta aproximadamente el año 1995.

Con estos recursos se adquiere las propiedad donde actualmente funciona el Establecimiento en Viña del Mar desde el año 1979.

Posteriormente en 1984, la Sociedad Educacional se transforma en una Sociedad Anónima Cerrada de Responsabilidad Limitada, compuesta por 38 socios que pasa a ser la propietaria del Colegio. Los socios de ella seguían manteniendo los principios de asociatividad que tenían al principio, es decir estaba compuesta por profesores, personal de administración y de mantención

En 1994 la fundadora y directora María Isabel Rubio renuncia a su cargo.

A partir del año 2009 se decide solicitar la subvención compartida que otorga el Estado, pasando de Colegio Particular a Colegio Particular Subvencionado. Esto implicó que para cumplir con la norma se debió modificar tanto la razón social como la estructura.

Esto es lo que los apoderados desde el año 2016 vienen denunciando, que el Colegio que nació como un proyecto educativo social, bajo los postulados de la Izquierda y con la valentía de enfrentarse a la Dictadura en pleno Gobierno Militar, se ha transformado en una empresa educacional olvidándose de sus orígenes fundacionales.

Así se desprende del histórico petitorio que la comunidad escolar ha venido exigiendo donde en los puntos centrales dice que es necesario tener un "Directorio elegido por toda la comunidad Winterhill activa para lograr representatividad y democratizar el espacio", transparentar cuantos trabajadores tienen en el establecimiento y su función específica dentro del colegio", "permitir evaluaciones de parte de toda la comunidad hacia los trabajadores", que los accionistas del colegio transparenten su participación en la sociedad, que las actas sean públicas y escritas de las reuniones del directorio y tener acceso a ellas, crear un consejo escolar resolutivo y transparentar los movimientos de dinero dentro del colegio. Esos fueron parte de los puntos que incluso los mismos estudiantes elaboraron.

Según la comunidad escolar, la explicación que han entregado desde el directorio a las exigencias de la comunidad, es que el Colegio "es una empresa, en la cual no corresponde que los estudiantes formen parte de las decisiones de la comunidad, ni necesitan conocer las razones por las cuales el organismo máximo decide despedir a cada uno de sus trabajadores" declaraciones que entregaron los apoderados tras el despido de la Profesora Patricia Poblete.

Imagen foto_00000002

PURANOTICIA

 

 

PURANOTICIA

NOTICIAS RELACIONADAS
barra titular
OTRAS NOTICIAS DESTACADAS
barra titular