Red de alerta temprana de aluviones cumple cuatro años de existencia

El sistema de monitoreo opera con 18 estaciones que miden temperatura, humedad y lluvia en la zona precordillerana.
Red de alerta temprana de aluviones cumple cuatro años de existencia
Nacional , Miércoles 27 de junio de 2018 a las 13:04 horas

La red de alerta temprana de aluviones desarrollada en el Laboratorio de Tecnologías Inalámbricas de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Católica (UC) cumplió cuatro años de funcionamiento en la Quebrada de Ramón, comuna de La Reina.

Actualmente, el sistema de monitoreo opera con 18 estaciones que miden temperatura, humedad y lluvia en la zona precordillerana, para determinar el riesgo de crecidas según a qué altura esté la isoterma 0, que corresponde a la altitud sobre la cual cae nieve y bajo la cual llueve.

"Esta información, junto al pronóstico meteorológico, permiten generar una alerta de cuidado, con unos tres días de anticipación, respecto a la posibilidad de una crecida importante en esta quebrada", señaló Christian Oberli, uno de los ingenieros UC que lidera el proyecto.

El especialista en redes inalámbricas agregó que las estaciones fueron diseñadas para operar bajo condiciones climáticas extremas. Esta característica, además del fácil traslado de cada uno de los equipos, permitiría cubrir tecnológicamente parte importante de las zonas con mayor riesgo de aluviones en Chile.

"En estos cuatro años de operación del sistema, valoramos el apoyo recibido de Conicyt y de la Asociación Parques Cordillera, que posibilitaron desde un principio el aporte de esta iniciativa creada en los laboratorios de la UC", destacó el académico de Ingeniería.

En paralelo, Oberli reconoció la participación del Centro de Investigación para la Gestión Integrada del Riesgo de Desastres (Cigiden)y del programa de Ingeniería 2030 de Corfo, asimismo de los académicos UC Cristián Escauriaza y Jorge Gironás. También de los ingenieros Santiago Barros, Jean Paul de Villers-Grandchamps y Joaquín Venegas.

Tras la positiva experiencia de la tecnología chilena, el sistema fue exportado a Italia. El país mediterráneo está explorando sus aplicaciones para monitorear caudales de generación hidroeléctrica.
A la fecha, hay doce estaciones que monitorean las cuencas de los ríos italianos Serchio y Piave, que permiten optimizar la operación de las plantas de la zona y mejorar el manejo de los embalses.

La tecnología exportada al país europeo, surgió de un proyecto conjunto con Enel Chile y Enel Italia, luego de comprobar los alcances del sistema de prevención en la precordillera de La Reina.

Los datos recopilados por las estaciones, al igual que en la Quebrada de Ramón, son reportados en línea a un sistema computacional, a la que pueden acceder quienes operan las centrales para evaluar y pronosticar crecidas, por ejemplo.

Además del nivel de agua, humedad, temperatura y lluvia, los dispositivos diseñados en la UC han sido equipados con cámaras para capturar imágenes a demanda, lo que ayuda a identificar eventuales problemas, como la obstrucción de bocatomas.

Los ingenieros también han integrado en los equipos unos sensores de intensidad de la radiación solar y de posición del Sol. En el caso de lugares con nieve, su uso permitiría mejorar las estimaciones de derretimiento y su consiguiente aumento de caudales en una cuenca.

Dichos equipos están siendo utilizados por Aguas Andinas para estudiar el derretimiento de glaciares que alimentan a la cuenca del río Maipo.

PURANOTICIA / ATON

NOTICIAS RELACIONADAS
barra titular
OTRAS NOTICIAS DESTACADAS
barra titular
Más de 90 fiscalizaciones ha realizado la Superintendencia de Medioambiente en Quintero y Puchuncaví
Regiones 18/10/2018 Mientras los empresarios se comprometen a un "nunca mas", el alcalde de Quintero pidió suspender la tramitación del nuevo Muelle que pretende construir Oxiquim en la zona.
Presidente lanzó programa “Adulto Mejor”: 19,3% de la población son mayores de 65 años
Nacional 18/10/2018 Según datos de la Encuesta Casen 2017, los adultos mayores representan el 19,3% de la población, lo que equivale a casi 3,5 millones de personas, un avance importante respecto de la medición del 2015, cuando alcanzaban poco más de 3 millones.