¿Quién debe pagar los gastos comunes?: Arrendatarios versus propietarios

En la practica la ley de Coporpiedad Inmobiliaria no se cumple a cabalidad.
¿Quién debe pagar los gastos comunes?: Arrendatarios versus propietarios

Cada vez es más común vivir en comunidad, ya sea en condominios, villas ó edificios, para ello hay una serie de gastos que se dividen, son los famosos gastos comunes, que se rigen bajo la Ley de Coporpiedad Inmobiliaria.

La ley 19.537 claramente establece que los gastos comunes deben ser cancelados por los propietarios y no por los arrendatarios, pero esto no se cumple a cabalidad debido al acuerdo entre las partes que se entiende que quienes viven en el inmueble son quienes disfrutan del día a día de los servicios que se ofrecen en un edificio o condominio.

La alta tasa de morosidades que hay en diferentes comunidades mayormente indican a los arrendadores como malos pagadores en relación a quienes son propietarios, por lo mismo la organización "Comunidad Feliz" aconseja una serie de cambios que permitirían una mejor relación entre las comunidades y sus integrantes según lo publicado por Publimetro.cl

Primero, señalan que se deben mantener buenos canales de comunicación y monitoreo, es decir, publicar las unidades del edificio que deben dinero. Además, entregar una herramienta para mantener, tanto a los arrendatarios como a los dueños, informados de las deudas de los gastos comunes.

Como segunda medida, plantean la realización de cortes de luz correspondientes. A los morosos de más de 3 meses es legal cortarles la luz, para esto deben generar una carta de corte para el proveedor.

La tercera opción es trabajar los dineros de la comunidad. Las comunidades cobra periódicamente un monto llamado "Fondo de Reserva", este monto tiene como objetivo tener dinero guardado para emergencias y gastos no planificados.

Según el estudio "Morosidad de gastos comunes en Chile" que hace referencia la ONG en la publicación de Publimetro, "la Ley de Copropiedad le da la facultad a las comunidades de invertir estos fondos, en depósitos a plazo por ejemplo. La buena gestión de estas inversiones podría significar un ingreso considerable para la comunidad, lo que podría bajar el gasto común".

La última medida expuesta por la ONG señala que "entregar los gastos comunes bien explicados y con buen nivel de detalles es un aporte a reducir la morosidad, ya que según un estudio del CGAI (Colegio de Gestión y Administración Inmobiliaria) a 100 comunidades, de todos los morosos entrevistados, un 36% dijo que no pagaba porque los gastos comunes no estaban bien explicados, un 40% los consideraba "misteriosos" y un 20% dudaban de la gente que administraba".

Si bien la solución final para evitar las morosidades o bajarlas considerablemente entendiendo que sean los arrendatarios los más malos pagadores se debiese subir los valores de los arriendos entendiendo que los gastos comunes están incluidos, esto en la práctica si bien la ley lo exige, el mercado no lo cumple.

PURANOTICIA

 

NOTICIAS RELACIONADAS
barra titular
OTRAS NOTICIAS DESTACADAS
barra titular