Sacerdote de Puerto Williams grababa a mujeres en el baño

Presbítero confesó el hecho y que miraba imágenes desde su dormitorio.

Viernes 26 de octubre de 2012 a las 12:25 horas


Nacional

 

El sacerdote colombiano, Luis Melchor Juragaro Manaideke, de la austral ciudad de Puerto Williams, grababa a las mujeres en el baño gracias a un sofisticado sistema de cámaras que el mismo instaló, razón por la cual es investigado por  el fiscal Fernando Dobson, a la espera de su formalización.

 

Según el investigador, el hecho se producía desde hace 10 meses, y que en síntesis consistía en captar imágenes de las mujeres, entre las que se cuenta al menos una menor de edad, cuando acudían al baño de la parroquia Nuestra Señora del Carmen, en Puerto Williams.

 

CONFESÓ DELITO

 

De esta forma se espera su próxima formalización, luego que el propio cura Juragaro confesara el hecho al ser interrogado por Brigada de Delitos Sexuales de la Policía de Investigaciones (PDI).

 

“Con personal de la Brigada de Delitos Sexuales le tomamos declaración al sacerdote, quien nos reconoció haber instalado una cámara, para captar y grabar a las personas que ingresaban al baño, admitiendo el delito”, señaló el fiscal.

 

Añadió que tenía una cámara instalada en el baño y un receptor de la señal en su dormitorio, donde miraba  y grababa a las mujeres que acudían al sanitario.

 

MENOR DE EDAD

 

La investigación se originó a partir de la denuncia presentada por los padres de una menor al ver que el sacerdote poseía fotos e imágenes de su hija.

 

El vicario general, Fredy Subiabre, tras imponerse del hecho se trasladó a Puerto Williams y se hizo parte del caso al presentar una denuncia en contra del párroco.

 

Subiabre en conferencia de prensa señaló que: “Al involucrar estos hechos la intimidad de las personas, incluida una menor de edad, con fecha 21 de octubre se ha iniciado una investigación canónica contra el presbítero Luis Melchor Juragaro Manaideke. Este sacerdote, diocesano de Arica y de nacionalidad colombiana, se encontraba en misión pastoral desde hace cerca de tres años en Puerto Williams”.

 

Mientras se espera el resultado de peritajes ordenados por el fiscal Dobson, entre ellos la revisión del disco duro de un notebook, la Iglesia Católica separó de sus funciones pastorales y del ejercicio público de su ministerio al sacerdote colombiano, que fue trasladado a la ciudad de Punta Arenas.

PN/JMU

Publicidad