Académica entrega consejos para evitar subir de peso durante fiestas

Marcela Zamorano de la Universidad de Santiago.

Domingo 16 de septiembre de 2012 a las 09:15 horas

Tendencias

La académica del Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Santiago (Usach), Marcela Zamorano, entregó ciertas recomendaciones para no caer en excesos durante estas fiestas y evitar subir de peso.

 

Planteó que la cantidad de calorías que se deben consumir a diario son limitadas, alrededor de 1.900 para las mujeres y 2.500 para los varones, agregando que si en un descuido, se sobrepasa esta cantidad -reiteradas veces- el aumento de los kilos en el cuerpo será irrevocable.

 

Para esos días, aconsejó que al "desayuno podemos tomar una taza de té o leche con un trozo de pan pequeño".

 

"Al almuerzo, por ejemplo, se puede consumir una empanada y una porción de carne magra de pollo con ensalada, de preferencias verdes o tomates, más una copa de vino; y en la tarde un té con una porción pequeña de algo dulce. De ahí, hasta el otro día. Y si en el almuerzo hay carnes, de preferencia propongo optar por la de cerdo y evitar acompañamientos como "choripán" o empanadas y claramente restringir la comida en la tarde", afirmó.

 

Respecto al consumo de carnes, la experta aconsejó preferir las carnes blancas, como el pollo o pavo, ya que tienen un menor contenido de grasa en comparación con las carnes rojas, que, en general, presentan una mayor cantidad de grasa.

 

"Dentro de las carnes rojas hay que preferir los cortes magros, es decir, bajos en grasa, como son la posta, el pollo ganso o sobrecostilla, por sobre el lomo vetado, el cual tiene el mayor aporte de grasa", aseguró la experta en nutrición.

 

En relación a la carne de cerdo, la académica explicó que hoy en el mercado existen distintos tipos de cortes -debido al auge en su consumo- que tienen un aporte variado de grasa. Así, hay cortes mucho más sanos que una chuleta, la que aporta un 23 por ciento de grasa.

 

"Se puede consumir una porción de carne de cerdo, pero de preferencia aquellos cortes con bajo aporte de grasa, ayudándose con el etiquetado nutricional, hoy presente en todos los envases en que se comercializa la carne. Así por ejemplo, los cortes más magros de cerdo son el lomo centro (2,7% de grasa), la pulpa paleta o plateada (4%) y el filete (4%)", precisó.

 

La recomendación de la investigadora es consumir variedad de carnes, en porciones adecuadas que no superen los 200 gramos, acompañando los cortes con verduras de bajo aporte calórico, como son las ensaladas verdes y el tomate.

 

Upi/so

Publicidad