Con cierre de una carnicería Seremi de Salud inicia fiscalización de Fiestas Patrias

Local ubicado en la comuna de San Joaquín.

Sábado 11 de agosto de 2012 a las 17:50 horas

Nacional

La seremi de Salud de la Región Metropolitana, Rosa Oyarce, junto a inspectores, inició este sábado la Campaña de Fiscalización de Fiestas Patrias, durante la cual ordenó la prohibición de funcionamiento de una carnicería de San Joaquín debido a un deficiente sistema eléctrico, representando un grave peligro de incendio.

 

La campaña de fiscalización estará orientada a prevenir Enfermedades Transmitidas por Alimentos (ETA), centralizando la inspección en locales de mayor riesgo, como carnicerías, supermercados, fábricas de empanadas, restaurantes de comida chilena, fondas y ramadas.

 

Oyarce informó que "este año se tiene planificado fiscalizar a cerca de 1.500 actividades relacionadas con expendio de alimentos en Fiestas Patrias. En 2011, se inspeccionaron 1.638 establecimientos, resultando 142 con sumario por deficiencias sanitarias y hubo un total de 3.843 kilos de productos decomisados".

 

Además de las inspecciones, la Autoridad Sanitaria realizará en septiembre, charlas al personal de Higiene Ambiental de los municipios, para informar acerca de las condiciones sanitarias que deberán reunir las instalaciones destinadas a la elaboración y expendio de alimentos como fondas y ramadas.

 

"Para evitar intoxicaciones se debe consumir en lugares autorizados por la Seremi y con condiciones sanitarias que garanticen la inocuidad de los alimentos. Asimismo, no descuidar la cadena de frío y manipulación de las preparaciones en los hogares, porque en ellos se produce cerca del 50% de las intoxicaciones", dijo Rosa Oyarce.

 

Entre las recomendaciones, está el adquirir productos cárneos en lugares establecidos y autorizados; mantener los artículos comestibles perecibles refrigerados. De no ser posible, deben ser cocinados inmediatamente.

 

También hay que mantener las superficies limpias, tales como tablas y utensilios; lavarse las manos con agua y jabón, antes de cocinar y después de ir al baño; no mezclar productos listos para el consumo con alimentos crudos; consumir las carnes y productos cárneos bien cocidos, y adquirir estos al final de la compra.

 

El consejo para los comerciantes, es que las carnes y productos asociados a éstas deben expenderse refrigerados o congelados y sus características organolépticas adecuadas (olor, color, textura). En el caso de las cecinas y embutidos envasados, deben estar correctamente rotulados (fecha de elaboración y vencimiento, establecimiento elaborador).

 

En cuanto a las empanadas, hay que verificar que la masa esté bien cocida, que no luzcan color o despidan olor que no sea el característico de este tradicional producto. Que no contenga cuerpos extraños o presencia de hongos en su superficie.

 

Las empanadas que se vendan calientes deben mantenerse y transportarse a una temperatura uniforme y permanente de 65º C, y si se venden frías deben almacenarse refrigeradas y nunca mantenerse a temperatura ambiente, ya que aumenta el riesgo de contaminación.

 

Upi/so//

Publicidad