Vecinos, adultos mayores y dueñas de casa se defienden contra "cuentos del tío"

Curso de capacitación para evitar fraudes y estafas.

Jueves 26 de julio de 2012 a las 20:53 horas

Nacional

Representantes de organizaciones vecinales, adultos mayores y dueñas de casa, que han enfrentado una estafa telefónica, participaron en un curso de capacitación destinado a la prevención de fraudes y "cuentos del tío", hechos delictuales que se han incrementado en el último tiempo, afectando principalmente a ancianos.

 

La actividad fue realizada por la Facultad de Administración y Negocios de la Universidad Iberoamericana de Ciencias y Tecnología.

 

En la oportunidad, expuso el concejal de Maipú y experto en Seguridad Ciudadana, Christian Vittori, quien ante la audiencia dio a conocer grabaciones con casos reales de estafas telefónicas, donde están presentes delitos como "el sobrino detenido", "el accidente", "cambio de billetes", "la visita inspectiva", o los tradicionales premios de concursos.

 

"La iniciativa busca alertar a la población sobre las formas más frecuentes en que pueden ser víctimas de estafa o engaño", explicó el decano de la Facultad de Administración y Negocios de dicha casa de estudios, Sergio Becerra.

 

Mientras que Vittori alertó que investigaciones realizadas en Santiago detectaron que las estafas telefónicas, por Twitter y Facebook, aumentaron durante el 2011. Uno de los detalles importantes, es que la mayoría de las estafas se perpetraran los días viernes.

 

"Son los llamados delitos sin dolor. El 2011 se investigaron 61 estafas telefónicas. Pero, cabe destacar que Carabineros indagó 235 casos", aseguró.

 

Según Becerra, el perfil del delincuente es claro. "Lamentablemente son personas que actúan desde la cárcel, con alto nivel de convencimiento a través de las palabras, muy convincentes, siempre tratando de ganar la confianza de la víctima e insistir en el engaño", explicó.

 

"En Facebook y Twitter, muchas personas se inscriben con sus nombres completos, teléfonos, nombres de los padres y otros datos. Por lo tanto, sus cuentas deben mantenerse absolutamente privadas y no abiertas", manifestó Vittori.

 

Otras recomendaciones entregadas fueron: acordar junto a la familia un procedimiento a seguir en estos casos y enseñarlo a los niños, adultos mayores y nanas; contestar el teléfono manteniendo la calma y confirmando la información; comprobar si efectivamente un pariente protagonizó un accidente y se encuentra detenido; no recibir regalos por vía telefónica; no entregar información personal o de algún miembro de la familia.

 

upi/so

Publicidad