Sindicatos españoles exigen que nuevo ajuste empobrecerá a la población

Calificaron como "fraude" la medida que pretende ahorrar.

Sábado 14 de julio de 2012 a las 22:21 horas

Mundo Económico

Los principales sindicatos españoles, la Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO), calificaron hoy de "fraude democrático" el nuevo paquete de medidas de ajuste aprobado por el Gobierno de España para ahorrar 65.000 millones de euros, que creen que empobrecerá a la población.

Los líderes de ambas centrales sindicales, Ignacio Fernández Toxo (CCOO) y Cándido Méndez (UGT) aseguraron en una conferencia de prensa que las nuevas medidas son un "golpe a los servicios públicos" y una "hoja de ruta para empobrecer a la población".

Para expresar su rechazo han convocado para el próximo 19 de julio manifestaciones en toda España.

Méndez destacó, además, que no descartan ningún tipo de movilización, incluida la huelga general, y avisó de la intención de ambos sindicatos de elaborar un calendario de protestas "que abarque hasta final de año".

Las manifestaciones en contra de los nuevos ajustes del Gobierno, que incluyen la subida del IVA a partir del 1 de septiembre, la reducción de las prestaciones por desempleo o la eliminación de la paga de Navidad este año para los empleados públicos, se saldaron ayer, viernes, con nueve detenidos en Madrid.

Los arrestados son todos españoles de entre 20 y 47 años, sin antecedentes, excepto uno, un supuesto miembro de la banda latina 'Dominicans Dont't Play', con antecedentes por lesiones.

Las detenciones se produjeron cuando varias decenas de personas se enfrentaron con la Policía en las inmediaciones de la sede en Madrid del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), la principal fuerza de la oposición que estuvo en el Gobierno entre 2004 y diciembre de 2011, cuando fue relevada por el Partido Popular (PP).

Previamente, los manifestantes habían protestado junto a la sede del gubernamental Partido Popular, que estaba protegida por un cordón policial.

También se dirigieron hacia el Congreso de los Diputados -la Cámara Baja del Parlamento español- y prosiguieron durante varias horas su protesta por las principales calles y plazas del centro de Madrid.

De los nueve detenidos, ocho pasarán a disposición judicial y sólo uno, que permanece en un hospital por una fractura en un brazo, será puesto en libertad, informaron a agencias fuentes policiales.

 

Fuente: El Comercio.

Publicidad