Experta da recomendaciones sobre qué hacer con los niños en vacaciones

La psicóloga de la UPLA, Bianca Dapelo, explica.

Jueves 5 de julio de 2012 a las 19:57 horas

Pura Mujer

La alegría y ansiedad de los niños se siente en el ambiente. Y no es para menos: solo quedan días para iniciar las vacaciones de invierno, un tiempo muy esperado por los más pequeños y un verdadero dolor de cabeza para los padres que deben seguir trabajando. ¿Qué hacer con ellos? y ¿cómo controlar el uso de la televisión e internet? Son solo algunas de las preocupaciones más frecuentes que manifiestan los padres.



Frente a este panorama, la sicóloga y académica de la Universidad de Playa Ancha, Bianca Dapelo, es muy clara: lo primero es no estresarte con el tema. Explica que esto se logra si se entiende que las vacaciones son una oportunidad para compartir con los hijos tiempo y actividades que por cuestiones de horarios habitualmente no es posible hacer, por ejemplo, disfrutar jugando en familia. 



“Los niños necesitan tiempo de descanso. Hay que considerar que para desarrollarnos debemos relajarnos, dormir, descansar. En otras palabras, el llamado es a valorar el ocio como una oportunidad de reencuentro familiar, tomar contacto con los amigos y re-energizarse para volver a la escuela”, dijo la académica. Agregó que en el mundo de hoy valoramos  mucho el hacer y el estar en constante actividad, por lo tanto, en algunas personas genera cierta angustia dejar a los niños en casa sin un conjunto de actividades que posibiliten un uso apropiado del tiempo libre.



CONFIANZA EN LOS HIJOS
Otra sugerencia que hizo la sicóloga de la UPLA es que confiemos en nuestros  hijos, en su capacidad de agenciar su propio tiempo. Afirmó que una buena estrategia es plantear al niño qué le gustaría hacer y coordinar de qué manera sería posible organizar su tiempo durante las vacaciones. “De esta forma, por una parte respetamos sus intereses y necesidades y, al mismo tiempo, ayudamos a que aprenda a gestionar su propio tiempo con un sentido, con un propósito constructivo y fomentamos su autonomía”, dijo.



La profesional sostuvo que contar con la red familiar también es positivo, no solo porque actúa con un sentido de protección, sino también porque permite compartir espacios y tiempos con seres queridos y cercanos. En este marco, el contacto intergeneracional también es una alternativa que destacó Bianca Dapelo, al apreciar que es una oportunidad para compartir historias y conocer tradiciones locales y familiares. “Estar con los abuelos o bisabuelos es una experiencia tremendamente enriquecedora para los niños, pues a través del compartir se consolidan valores trascendentes y necesarios para vivir en una sociedad más sana, solidaria y respetuosa de la diversidad”, afirmó.



Dapelo subrayó la importancia que tiene la red de apoyo social, como por ejemplo, las actividades organizadas por la propia comunidad, o aquellas que se desarrollan en los establecimientos educacionales. “Si sabemos que a nuestro hijo o hija le interesa el arte, el fútbol, la música o el baile, podemos gestionar un acercamiento a este tipo de grupos. Con ello, les damos la oportunidad de desarrollar talentos y gustos por hobbies que sin duda contribuirán a su desarrollo personal”, concluyó la sicóloga.

pn/vt

Publicidad