Ana Zabaleta, coach de mujeres empresarias: "Es un desarollo de habilidades"

Con el coaching se puede conseguir cualquier meta.

Domingo 27 de mayo de 2012 a las 20:01 horas

Pura Mujer

¿Podrías explicarnos que es el coaching?

Sí, por supuesto. El coaching es una herramienta para desarrollar las habilidades de las personas. Digamos que el coach haría de entrenador de su cliente para que este consiga sus objetivos y unas determinadas habilidades para lograrlo. Además el coach acompaña al cliente en el proceso que lleva a este último desde donde se encuentra ahora a donde desea estar. El coach se convierte su acompañante, espejo, motivador y en hincha de su cliente. 

¿Y eso de la palabra coaching de que viene, cual es su etimología?

La palabra coach viene del entrenador deportivo americano al que se le denomina coach. Pero la etimología original de la palabra, viene del coche de caballos. Entre los siglos XV y XVI, en los viajes entre Viena y Budapest, comenzó a utilizarse un carruaje con un método de suspensión inigualable, en estos viajes era parada obligatoria la ciudad húngara de Kocs, de ahí le vino la nominación a este carruaje el Kocsi szeckér en húngaro como símbolo de la excelencia en la función de transportar personas de un lugar a otro. De ahí derivo a kutsche en alemán, cocchio en italiano, coche en español, coach en inglés. Metafóricamente, el coaching también transporta personas de un lugar a otro. Del lugar dónde están, a donde desean ir .

 

¿Qué se puede conseguir con el coaching?

Con el coaching se puede conseguir cualquier meta que te propongas, incluso si la meta es que no la tienes y quieres definirla.

¿Veo que trabajas con mujeres empresarias, por qué?

Bueno, esto es principalmente por afinidad, es importante en coaching saber ponerse en los zapatos de tu cliente. Más fácil si yo misma soy mujer y empresaria. Además las mujeres tienen la dificultad de tener que demostrar el doble, por eso veo importante apoyarlas.

¿Qué puntos más importantes ves fundamentales a trabajar en la empresa?

Principalmente el centrarse en los problemas en vez de ir directas a buscar soluciones y por otro lado la buena comunicación. La mayoría de los problemas en las empresas son originados por una falta de buena comunicación. Sobre todo en escuchar, esa es nuestra asignatura pendiente, tenemos dos oídos para escuchar y una boca para hablar, deberíamos escuchar el doble de lo que hablamos.

 

pn/fj

Publicidad