Coaniquem inicia Campaña de Invierno en Prevención de Quemaduras

Para evitar que niños sufran accidentes.

Jueves 24 de mayo de 2012 a las 22:18 horas

Nacional

La Corporación de Amigos del Niño Quemado (Coaniquem) inició la Campaña de Invierno en Prevención de Quemaduras Infantiles e hizo un llamado a reforzar los cuidados al interior del hogar, especialmente con los más pequeños de la casa, agregando que el 60% de los afectados son menores de 2 años.

 

El llamado de la entidad, junto al Servicio de Salud Metropolitano Occidente, apunta a realizar 3 medidas preventivas, que buscan disminuir la ocurrencia y gravedad de las quemaduras, no tener a los menores en brazos mientras se toma algún líquido caliente, los hervidores deben mantenerse arriba de un mesón con cable corto y tapa segura; y con las estufas se deben poner barreras, que separen o alejen a los niño. Por ningún motivo se deben poner recipientes con líquidos sobre ella.

 

Las quemaduras por líquidos afectan fundamentalmente cuello, cara, tronco y brazos. Las autoridades también puntualizaron que de los niños que se queman 1 de cada 3 sufre lesiones en las manos.

 

Anualmente, cerca de 100 mil niños y jóvenes sufren quemaduras en Chile, un tercio de los cuales requiere atención médica y más de tres mil deben hospitalizarse por la gravedad de sus lesiones.

 

"El 55 % de las lesiones corresponden a quemaduras con líquidos calientes, y un 30% a contacto con objetos a altas temperaturas y ambas situaciones se producen al interior del hogar. Por eso es importante prevenir en el invierno las causas más comunes de este tipo de lesiones", expresó el presidente de Coaniquem, doctor Jorge Rojas.

 

Por su parte, el subdirector médico del Servicio de Salud Metropolitano Occidente, doctor Luis Aníbal Alcázar, insistió en la importancia de prevenir, puesto que se trata de situaciones de la vida diaria que, por descuido, pueden transformarse en accidente.

 

Agregó que los niños que sufren este tipo de quemaduras deben ser llevados a los servicios de urgencia y, según la gravedad de cada caso, someterse a tratamientos que van desde aseos quirúrgicos hasta escarectomías e injertos de piel.

 

Upi/so

Publicidad