Reloj de Flores de Viña del Mar cumplió 50 años

Alcadesa Reginato encabezó ceremonia de celebración.

Miercoles 16 de mayo de 2012 a las 18:43 horas

Regiones

La alcaldesa Virginia Reginato, encabezó la ceremonia de celebración de los 50 años del Reloj de Flores de Viña del Mar, cuya fecha de inauguración se realizó el 16 de mayo de 1962, por iniciativa del alcalde de la época Gustavo Lorca Rojas, quien gestionó en Suiza la compra de la maquinaria, con la intención de embellecer la ciudad por motivo de la realización del Mundial de Fútbol en Chile, ocasión en que Viña del Mar fue una de las principales subsedes del certamen deportivo.

 

Durante la ceremonia, la alcaldesa entregó la medalla “50 Años Reloj de Flores”, al ex alcalde Gustavo Lorca, al ex regidor, ya fallecido, Emilio Puebla Quijanes, recibida por su hija Judith Puebla, junto a familiares de los ex directores municipales de Parques y Jardines, Oscar Martínez Amaro y Fernando Gianini Alvarado.

 

La alcaldesa destacó la importancia que ha tenido el Reloj de Flores para el turismo de la comuna y a nivel nacional en estos 50 años.

 

“Una de las principales postales con la que se identifica a nuestra comuna como destino turístico, es indudablemente el Reloj de Flores, el cual ha aportado identidad a esta bella ciudad. Al cumplirse 50 años de su instalación, hago el reconocimiento a quienes tuvieron la idea de instalarlo, a quienes le dieron mantención y cuidado, y especialmente al ex alcalde don Gustavo Lorca, por materializar este ícono turístico el año 1962, con el fin de embellecer la ciudad, al ser ese año subsede del Mundial de Fútbol de ese año”.

 

La jefa comunal, añadió que el Reloj de Flores de Viña del Mar, además ha sido destacado en concursos internacionales de bellezas naturales, y es una de las postales más fotografiadas en todo el país, por los miles de turistas que se inmortalizan diariamente frente a él.

 

Por su parte, el ex alcalde Gustavo Lorca, acompañado por su esposa, agradeció el reconocimiento e hizo recuerdos como se gestó la idea de instalar un reloj redado de flores, su posterior llegada e instalación, que tenía por objetivo realzar a la ciudad de Viña del Mar como un polo turístico para los visitantes extranjeros que llegaban con motivo del Mundial de Fútbol y que con el tiempo, se perpetuara ese acontecimiento, tal como ha sido desde hace 50 años, en que se ha convertido en uno de los lugares más visitados de la ciudad.

 

Además, durante la ceremonia se entregaron reconocimientos a ex funcionarios municipales, que en distintas épocas trabajaron en la mantención y cuidado del reloj, y de su entorno, los que en su gran mayoría fueron recibidos por familiares.

 

En la oportunidad, también se dio a conocer el proyecto desarrollado por Secpla, que embellecerá el sector, y que contempla, entre otras instalaciones, baños y cafetería, espacios pensados en los miles de visitantes nacionales y extranjeros que llegan durante todo el año al sector.

 

RESEÑA HISTÓRICA

 

El reloj de Flores de Viña del Mar, fue construido en la ciudad suiza de Neuchatel por la empresa Favagde. Su marca es D'Harloges de Suiza, con 1 reloj patrón H-14. Su mecanismo original era impulsado por un control eléctrico accionado por pesas lo que facilitaba su regulación, los 2 punteros y el minutero son de bronce.

 

El preciso sistema que ha ocupado, ha variado su maquinaria original en dos oportunidades. Su sistema mecánico fue sustituido

por un eficiente computador, que lo mantiene al día en tecnología.

 

Su estructura se compone de un túnel de construcción sólida de hormigón armado, con salida a la sala de máquinas, donde se encuentra el reloj patrón. Formado por más de 8 mil flores, el municipio destina vigilancia las 24 horas del día.  

 

pn/jmu

Publicidad